EFESapporo (Japón)

Argentina logró vencer por la mínima a Egipto (0-1) en un partido del torneo olímpico de fútbol en el que tampoco dieron buena imagen pese a ganar, concediendo varias ocasiones de gran peligro en la primera mitad, pero del que se marcha con tres puntos de cara a una última jornada en la que se tendrán que jugar el pase contra España.

El buen inicio de la albiceleste fue un espejismo. En el m.4, Adolfo Gaich estrelló el balón en el palo izquierdo de la portería defendida por Mohamed El Shenawy con un buen disparo de primeras, pero hasta ahí llegó el peligro en una primera mitad en la que el conjunto africano demostró su falta de calidad en el área.

Ramadan Sobhi primero, en el m.13, tuvo un mano a mano ante Ledesma que no logró ajustar al palo y el guardameta, sobrado de reflejos, frustró el 1-0. La defensa de Argentina a la espalda fue un drama, sin mejora respecto al debut en el partido inaugural contra Australia (0-2) pero esta vez se toparon con una selección con menos armas ofensivas.

Ahmed Rayan, en el m.17 y en el m.20, desaprovechó dos disparos dentro del área para adelantar a los suyos. El primero lo salvó Facundo Medina tirándose con contundencia al corte, aunque no fue la mejor acción del defensa en el encuentro.

El partido, a pesar de disputarse bajo el techo y la climatización, 22 grados, del Sapporo Dome, bajó el ritmo a partir de la primera media hora. Argentina intentaba construir, pero había 30 metros entre defensa y delantera en la salida de balón y no había conexión, con solo Mac Allister bajando a recibir.

En este contexto, solo el balón parado y la fortuna podían salvar a la albiceleste. Y así fue. Un saque de esquina en el minuto 52 lo peinó Medina en el primer palo, tocó en el segundo y le cayó a las botas de nuevo al central para que rematase fuerte al medio entre una marea de piernas que le impidió a El Shenawy ver el balón para reaccionar antes.

El gol fue un oasis en medio del desierto en ataque que fue el encuentro. Acentuado tras el 0-1 ya que Argentina cambió el plan, bajó la altura de su defensa y vivió cómoda, excepto por dos faltas en la frontal del área ya en los últimos minutos fruto del nerviosismo, dándole el balón a su rival para cuidar un resultado que tras el tropiezo inicial era una exigencia. Tres puntos tras dos jornadas y se la jugarán en la última, ya en Saitama, frente a España.

Por su parte, Egipto no pudo hacer bueno el empate cosechado frente al conjunto español y con un solo punto ocupan la última plaza de un Grupo C.

Ficha técnica:

0.- Egipto: El Shenawy; Eraki (Fouad, m.46), Galal (Maher, m.78), Hegazi, Hamdy (Adel, m.59), Fotouh; Tawfik, Hamdy; Mohsen (Mohamed, m.60), Rayan y Sobhi.

1.- Argentina: Ledesma, De La Fuente, Pérez, Medina, Bravo; Vera, Payero (Belmonte, m.78); de la Vega, Mac Allister (Almada, m.89), Barco (Urzi, m.62); Gaich (Ponce, m. 62).

Goles: 0-1, min.52: Medina.

Árbitro: Georgi Kabakov (Bulgaria) amonestó a Ponce (m.72), Belmonte (m.84), Pérez (m.86) y de la Vega (m.86) por parte de argentina, mientras que Sobhi (m.84) vio la amarilla en Egipto.

Incidencias: Partido de la competición masculina de fútbol de los Juegos Olímpicos disputado en el estadio Sapporo Dome. Sin espectadores debido a las restricciones por el coronavirus.

Óscar Maya Belchí