EFEGuayaquil (Ecuador)

El guayaquileño Barcelona ha reforzado sus filas con unos jugadores con los que espera tener un mayor voltaje futbolístico para encarar el primer desafío de este año por la fase de repesca de la Copa Libertadores, el próximo 22 de enero ante Progreso, en Uruguay.

Tras la reciente contratación del técnico argentino Fabián Bustos, que con una propuesta altamente ofensiva se adjudicó el título 2019 dirigiendo al Delfín de Manta, Barcelona arrancó con su nuevo técnico su preparación el pasado 26 de diciembre, con miras al enfrentamiento contra Progreso.

Bustos pidió, de inmediato, la contratación del portero argentino Javier Burrai, que comandó el mejor sistema defensivo de la temporada pasada con el Macará de Ambato.

Junto a Burrai incluyó al defensa paraguayo Williams Riveros y el centrocampista uruguayo Bruno Piñatares, dos aliados de Bustos en la consecución del histórico título con el Delfín.

Otro de los refuerzos para el actual proyecto de Bustos es el centrocampista ofensivo argentino Emmanuel Martínez, figura del Deportivo Cuenca y del torneo local en la última temporada.

También se ha empeñado en contar con uno de los goleadores históricos de Delfín, el ecuatoriano Carlos Garcés.

"El toro" Bustos, como también le dicen al técnico que como jugador fue un goleador en Ecuador, aseguró a su llegada a Barcelona que se encontró a una "destacada" plantilla.

Entre las figuras barcelonistas que lograron el billete para la próxima Copa Libertadores están los defensas Pedro Pablo Velasco, Darío Aimar, Mario Pineida; en la mitad de la cancha los argentinos-ecuatorianos Matías Oyola y Damián Díaz, y el brasileño-ecuatoriano Gabriel Marques, entre otros.

En delantera tendrá al uruguayo Jonathan Alvez, que retornó el año pasado a Barcelona, en el que ya fue figura hasta las semifinales de la Libertadores de 2017; y el ecuatoriano Fidel Martínez, goleador barcelonista de 2019 con 16 tantos.

Barcelona, el máximo ganador de títulos en Ecuador (15), continúa su pretemporada en la ciudad portuaria de Manta y disputará un amistoso el próximo 18 de enero en la denominada "Noche Amarilla", con lo que quedará listo para el partido de ida contra Progreso el 22 de enero, mientras que la revancha será el 29 del mismo mes.