EFELondres

La australiana Ashleigh Barty conquistó este domingo el torneo de Birmingham al vencer en la final a la alemana Julia Goerges y se convirtió en la número uno del mundo al superar a la japonesa Naomi Osaka en la clasificación.

Barty, de 23 años, se alzó con el título en Birmingham al derrotar a la alemana Julia Goerges por 6-3 y 7-5, y aparecerá el próximo lunes en el número uno del ránking WTA.

La 'aussie' completa así unas semanas de ensueño después de proclamarse a principios de mes campeona de Roland Garros, el primer Grand Slam de su carrera.

Barty se coloca en primera posición de la clasificación con 6.540 puntos, por los 6.377 de Osaka, que baja hasta el segundo escalón.

Desde que se creó la clasificación, solo una australiana había conseguido ser número uno. Lo hizo Evonne Goolagong, quien sostuvo el honor durante dos semanas en 1976.

Barty es la tenista número 27 en subir al número uno de la WTA y lo hace tras una carrera marcada por la decisión que tomó a finales de 2014 de apartarse del tenis para jugar al críquet de manera profesional.

Sin embargo, tras dos años de parón, decidió volver y este 24 de junio amanecerá como la mejor tenista del mundo.