La selección brasileña de balonmano no pudo lograr la clasificación para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio, tras caer este domingo por 29-25 ante Alemania, en un encuentro en el que los sudamericanos pagaron con la derrota el apagón ofensivo que sufrieron en el tramo final de la primera mitad y el inicio de la segunda.

Doce fatídicos minutos, en los que Brasil pasó de ganar por 11-12 a falta de cuatro minutos para llegar al descanso a perder por un claro 21-14, apenas superados los primeros diez minutos del segundo tiempo.

Desventaja que ni el empeño del lateral Leonardo Dutra, máximo goleador del partido con siete tantos, permitió enjugar a Brasil, como reflejó el 29-25 final.

Una derrota que impedirá al conjunto brasileño repetir los cuartos de final ya disputo hace cinco años en los Juegos de Río y en la que el equipo sudamericano, entonces dirigido por el hoy seleccionador español Jordi Ribera, cayó eliminado por 34-27 ante Francia.