EFERío de Janeiro

La selección brasileña practicó este domingo la posible estrategia de ataque que utilizará el próximo viernes en Porto Alegre ante la previsión de que Ecuador juegue a defenderse, durante el tercer entrenamiento en cancha de preparación para las eliminatorias del Mundial de Catar 2022.

La temperatura cayó este domingo en Teresópolis y los jugadores tuvieron que acoplarse para trabajar en medio de una espesa niebla en la Granja Comary, el moderno centro de entrenamiento de la Canarinha.

Los 18 jugadores que hasta el momento han llegado para los entrenamientos, apoyados por cinco juveniles convocados especialmente para los ensayos, realizaron una práctica conocida como "diez contra nueve", según explicó la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en un comunicado.

El ejercicio divide al grupo en dos equipos, que trabajan sobre la base de una situación de superioridad numérica. Los diez jugadores que efectúan el ataque son orientados a romper la barrera de la defensa, con solo nueve futbolistas debe impedirlo.

Tan pronto la defensa toma el balón, los atacantes deben ejercer una fuerte presión para sofocar a los oponentes aún en su campo de la cancha, con lo que también se busca trabajar las salidas bajo presión.

El objetivo de la defensa es hacer que el balón llegue a la otra mitad del campo -en el círculo central- con lo que conseguirá convertirse en el equipo atacante.

La jornada estuvo coordinada por los tres asistentes técnicos de la selección brasileña, Cléber Xavier, César Sampaio y Matheus Bachi, bajo la supervisión del seleccionador brasileño, Adenor Leonardo Bacchi 'Tite'.

"En una ofensiva normal, el equipo que está atacando con superioridad en el área del arco trabaja el concepto ofensivo de amplitud, profundidad y movimiento rápido del balón", explicó Cléber Xavier, quien agregó que ya para la defensa se trabaja la compresión y las líneas cortas.

"En el ataque se trabajó cómo presionar inmediatamente cuando se pierde el balón y trabajamos duro la presión inmediata, principalmente para el partido contra Ecuador, porque es un partido en casa y trabajaremos para actuar dentro estas ideas ", añadió.

A excepción del portero Alisson (Liverpool/ING), que permaneció en la portería durante todo el ejercicio, los equipos se mezclaron, con jugadores que cambiaron de posición, de equipo y de rol.

La selección brasileña regresa al campo mañana lunes para otro entrenamiento en Granja Comary, una práctica que posiblemente ya contará con más jugadores.

Hasta el momento han arribado a Teresópolis 18 de los 24 convocados y se espera esta noche la llegada de Weverton, portero del Palmeiras, tras disputar el partido con el Flamengo de la primera jornada de la Liga.

Gabigol y Everton Ribeiro (ambos del Flamengo) son esperados el lunes a la Granja Comary, así como Thiago Silva (Chelsea/ING) y Ederson (Manchester City/ING), tras disputar el sábado la final de la Champions League, en la que el Chelsea se coronó campeón.

El último en arribar será Gabriel Jesus (Manchester City/ING) el martes.

La Canarihna se enfrenta a Ecuador, en el estadio de Beira Río, de Porto Alegre, el próximo viernes 4 de junio y finaliza esta fecha de eliminatorias contra Paraguay, el 8 de junio en Asunción.

Brasil es el actual líder en la clasificación de las eliminatorias mundialistas, con 12 puntos, tras haber vencido sus cuatro compromisos.