EFEGuayaquil (Ecuador)

El cuerpo técnico de la selección de Ecuador, comandado por Antonio Cordón y Jordi Cruyff, está comprometido con el proyecto acordado a finales de 2019, pese a la crisis institucional que sacude a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Así lo confirmó Cordón este jueves en una entrevista televisiva en la que aseguró que su equipo de trabajo siempre ha estado dispuesto a entender las circunstancias especiales que se viven a nivel global y en el fútbol.

"Creo en los proyectos, en las personas y en los compromisos. Es bonito que tengamos un seleccionador al que, supuestamente, lo quiere el Barcelona. Pero creo que las personas se definen, más allá de las cláusulas, por sus compromisos morales y por estar a gusto en un país o una institución", resaltó el director deportivo español.

Cordón aseguró, frente a informaciones de hace algunos meses de que Cruyff tiene una cláusula especial de salida de la selección ecuatoriana si lo convocara el Barcelona, que el entrenador hispano-holandés se ha comprometido con la selección ecuatoriana a jugar la próxima Copa América y a intentar la clasificación al Mundial de Catar 2022.

"Quizás tenía ofertas económicamente muy superiores para quedarse en China o dirigir en España, pero lo convencimos para que se viniera con nosotros y nos ayudara con este proceso tan bonito e ilusionante que era hacer que Ecuador pudiera presumir de la Federación, del equipo y de tener un proyecto a futuro", dijo.

"El corazón de las personas, resaltó Cordón, va por encima de las cláusulas o de cualquier cosa".

Cordón, que continúa en Ecuador en medio de la pandemia del COVID-19, aclaró en la entrevista con el canal DirectTV que todo este periodo de pandemia es de trabajo.

"Estamos llamando a los jugadores. Francisco Egas ha enviado mensajes como a 60 jugadores transmitiendo tranquilidad, igual que el Secretario, que Jordi y yo", resaltó.

"Les queremos hacer ver a los jugadores que este es un proyecto serio, quiero que ellos vengan y digan: '¡Qué bonito, qué gusto, qué ambiente!' Venimos trabajando con ellos para eso", indicó.

Egas, principal promotor del nuevo proyecto deportivo, fue presidente de la FEF hasta hace dos semanas cuando fue depuesto de su cargo en una moción de censura en la que se sustituyó por Jaime Estrada.

El proceso se encuentra en estos momentos en instancias judiciales.

El detonante fue una presunta falta de transparencia en la contratación del equipo técnico español y el que Estrada denunciara que una reducción aceptada de salario no era sino un aplazamiento de deuda.

En su primera reacción a esa reducción, Cordón dijo que "desde el primer momento entendimos la situación que se vivía y sabíamos que habría un impacto económico al no jugar. A nosotros se nos explica que se nos va a reducir a partir de marzo".

Aseguró que la apertura del equipo técnico es total y que no hay nada firmado, que aún estaban en conversaciones: "Ahora con todo esto (la sustitución de presidentes) no hemos retomado y tampoco es un tema que nos preocupe".

Y dijo estar más preocupado por la salud de las personas, con que todo esto se aclare y que la FEF crezca: "Para mí eso es lo más importante".

En cualquier caso reconoció que "no es la imagen que yo desearía para una Federación, espero que todo se solucione dentro de poco y que nos dediquemos al deporte, que es lo que nos preocupa".

Cordón destacó, metafóricamente, que fue a Ecuador "y en teoría todo era muy bonito, un proyecto precioso, ciudad, personas, instalaciones. Vine a una boda, a casarme con una persona porque me apetecía que haya un suceso deportivo bonito".

"Si al cabo de unos meses te dicen que te van a cambiar a la novia, pues no es lo mejor que puede pasar. Soy profesional y me debo al deporte, pero quiero que me entiendan el símil porque creo que a todo el mundo le pasaría igual", expresó.

En conversaciones después de la turbulenta moción de censura en la FEF, Estrada ha dialogado con Cordón y Cruyf para expresarles su apoyo al proyecto, pero bajo nuevas condiciones que no se han develado.

Mientras tanto, Egas y Estrada también esperan resoluciones de la FIFA y la Conmebol sobre a quién de los dos reconocen como presidente de la FEF tras la ruptura de relaciones entre ambos y las acusaciones de "violaciones al reglamento" hechas en la sesión del pasado 24 de abril.