EFERedacción Deportes (EE.UU.)

El exjugador de la NBA Delonte West se ha convertido en el centro de atención del baloncesto universitario y profesional estadounidense después de aparecer en un video sin camisa, sentado en el suelo y diciendo cosas incoherentes con las manos esposadas, mientras era interrogado por la policía a las afueras de Washington DC.

El video, que se ha hecho viral a través de las redes sociales, ha generado que el exentrenador que West tuvo en la Universidad de Saint Joseph, de Filadelfia, Phil Martelli, y el excompañero de equipo y luego también profesional de la NBA, Jameer Nelson, se hayan ofrecido a ayudarle.

West, de 36 años, que jugó con los equipos de los Celtics de Boston, SuperSonics de Seattle, Cavaliers de Cleveland, junto al alero LeBron James, y los Mavericks de Dallas, tuvo varios problemas legales y de salud mientras fue profesional de la NBA.

También jugó en el baloncesto de China y Venezuela para luego estar también en la Liga de Desarrollo de la NBA, donde concluyó su carrera.

Mientras tanto, el jefe de policía del condado de Prince George, en Washington DC, Henry P. Stawinski III, informó esta tarde a los periodistas de que el agente que grabó el intercambio dialéctico con West esposado y sentado en el suelo fue suspendido en espera de una investigación sobre como se hizo público el video.

En el mismo, que se publicó en Twitter, un hombre no identificado le pregunta a West por qué acababa de ser atacado por alguien y si había estado actuando en defensa propia.

West dijo que estaba caminando por la calle cuando un hombre se le acercó con una pistola y luego dice una serie de cosas ininteligibles.

Stawinski expresó que las imágenes de la interacción parecían ser grabadas por un teléfono móvil y no por una cámara incorporada al cuerpo que usan los agentes de su departamento.

La policía dijo en un comunicado de prensa anterior que los agentes respondieron el lunes por la mañana a las 9:45 a un informe de una pelea entre dos hombres en el número 6700 de Oxon Hill Road.

Cuando llegaron los agentes, los dos hombres habían sido separados. Después de que uno de los hombres fue esposado, que resultó ser West, un testigo dijo a los efectivos policiales que el detenido había usado una botella de vidrio para golpear al otro hombre, quien respondió lanzando golpes.

Después de hablar con ambos, los agentes determinaron que los dos se conocían y habían participado en una "pelea prolongada" esa mañana, comentó Stawinski. Esa disputa se reavivó cuando uno de los hombres vio al otro caminando por Oxon Hill Road.

Ninguno de los dos fue identificado por la policía del condado de Príncipe George en su declaración.

Ambos declinaron presentar cargos, ninguno cooperaría con los detectives y ambos declinaron ser trasladados a un hospital.

Stawinski destacó que los investigadores que entrevistaron a los dos hombres que se pelearon determinaron que ninguno representaba una amenaza inmediata para sí mismo o para otros.

Por su parte, Aaron Goodwin, el exagente de West, le dijo a TMZ que la persona esposada en el video era West y que se estaba recuperando de problemas familiares.

Según los registros judiciales de Maryland, el estado ganó una sentencia de embargo fiscal contra West y su esposa por más de 96.000 dólares en diciembre de 2018. Ese caso aún está activo. West ganó más de 16 millones de dólares durante su carrera en la NBA de ocho temporadas.

Stawinski dijo que le habían dicho que el hombre esposado estaba "lúcido y tranquilo y se comunicaba y podía responder preguntas claramente" al final de la interacción con los agentes, aunque eso no se muestra en el video.

Por su parte, Nelson, quien fue compañero de West en el equipo de Saint Joseph's desde el 2001 al 2004, escribió el lunes por la noche en Twitter que estaba preocupado por las imágenes de West y que "lo ayudaría a superar esto".

Mientras que Martelli, que entrenó a West y Nelson en Saint Joseph's, escribió más tarde en Twitter que él y otros "se están comunicando a través de las redes para conseguir la ayuda profesional que Delonte necesita. Esto es muy doloroso".

West ha luchado durante mucho tiempo con el trastorno bipolar. En febrero de 2016, fue visto deambulando por un Jack in the Box en Houston sin zapatos. En septiembre pasado, West fue fotografiado en una calle de Dallas, supuestamente sin hogar.

En un perfil del 2015, West le dijo a Rick Maese del "Washington Post" que los médicos diagnosticaron su trastorno bipolar después de un partido de pretemporada del 2008 en el que se enfrentó a un árbitro.

Luego, en septiembre del 2009, West fue detenido por un cambio de carril incorrecto mientras conducía su motocicleta Can-Am Spyder de tres ruedas, no lejos de su casa en Fort Washington, Maryland.

La policía encontró tres armas, todas ellas cargadas, una Beretta de 9 mm de diámetro, en la chaqueta de West, un revolver Magnum .357 de Ruger, sujeto a su pierna, y una escopeta en una funda de guitarra colgada de su espalda.

West se declaró culpable de dos de los ocho cargos que enfrentó y fue sentenciado a ocho meses de detención domiciliaria, dos meses de libertad condicional y 40 horas de servicio comunitario.