EFEQuito

El ministro ecuatoriano Sebastián Palacios aseguró este martes que su país vive un "momento ideal" para el deporte tras sus tres históricas medallas en Tokio, y que su aspiración es que, a París, llegue con un sentimiento "de equipo" que no percibió en los últimos juegos.

"Hoy tenemos el escenario ideal para plantear todos los cambios que necesita el deporte ecuatoriano. No sé si existió algo así en los últimos 25 años", dijo el titular de la cartera del Deporte en una entrevista con Efe en la que hizo repaso al desempeño de sus atletas en los concluidos Juegos de Tokio.

En ellos, Ecuador rompió el maleficio y ganó una medalla de oro por primera vez desde 1996, las de Richard Carapaz en ciclismo y de Neisi Dajomes en levantamiento de pesas, esta última la primera de una mujer ecuatoriana.

Otra, Tamara Salazar, en la misma disciplina, ganó la de plata, y el país andino, que acudió a Tokio con el récord de 48 deportistas y 15 disciplinas, consiguió varios diplomas olímpicos y récords, lo que abre un horizonte de optimismo de cara a París.

QUEJAS DE ATLETAS

Todo ello, dice Palacios, hace que el escenario sea muy favorable para los cambios requeridos porque "la gente está pendiente, los medios de comunicación, la empresa privada se ha volcado con el deportista y las universidades están ya entregando becas".

"Este movimiento social que han generado los Juegos es muy positivo porque nos facilita el escenario", insistió.

Palacios prepara un nuevo Plan de Alto Rendimiento que espera entregar en diciembre y que tendrá como primer horizonte a París 2024.

Tendrá en cuenta las quejas que los atletas, encabezados por Carapaz, han hecho escuchar este último mes, y que han generado una cierta tensión entre deportistas, clubes, federaciones, ministerio, el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) y otros agentes, con algunos instando a "hacer la lavandería en casa" y no desde Tokio.

Palacios, exdeportista, se refiere a la situación "no tanto como quejas" sino como "deportistas diciendo la verdad", "abriendo una información que siempre la hemos hablado como deportistas".

"Finalmente se ha hecho público en un momento en el que el país estaba pendiente", cree el ministro, para quien "eso de lavar los trapos sucios en casa no funciona porque, solo hablando, se reconocen los problemas y, reconociendo los problemas, trabajas en las soluciones".

SENTIMIENTO DE EQUIPO

Uno de los que quiere resolver, más allá de las quejas burocráticas y financieras, es el de que a París Ecuador llegue con un sentimiento de "equipo".

"En Tokio no vi equipo. Vi deportistas enfocados cada uno en lo suyo y listo", se queja al evocar unas escenas de toda la delegación holandesa festejando como suya cada medalla, en la Villa olímpica, con un gran cartel de recuento colectivo.

"En Ecuador no había ese espíritu", asevera.

Ecuador debería llegar en buena posición a París, pues el "80%" de los participantes en Tokio siguen en ciclo olímpico por su juventud.

Y es que dentro del optimismo generalizado, hasta la pesista Alexandra Escobar, de 41 años y con cinco participaciones olímpicas consecutivas, le ha planteando al ministro su continuidad.

Un ciclo que se iniciará a principios de 2022 y para el que Palacios asegura máximo apoyo del Gobierno, porque "el hecho de que todas las miradas estén en el deporte, hace también que nosotros como Gobierno garanticemos los recursos para esta transformación".

TRES PILARES

Una transformación que tendrá tres "pilares" para garantizar "transparencia" en el deporte, "eficiencia" en el uso de recursos y que el dinero llegue a los deportistas a tiempo o no se malgaste en "administración", y una nueva andadura de "trabajo en equipo" para remar todos en la misma dirección.

"Hay más de 600 organismos deportivos que reciben dinero público, y estamos trabajando en una herramienta para que todos los deportistas y ciudadanos puedan acceder a información sobre cuántos recursos recibe una administración y cómo se emplea o recibe un deportista", indica.

Otro reto del Ministerio, será presentar el nuevo Plan de Alto Rendimiento para garantizar todo lo que los atletas "necesitan para su entrenamiento, primero un entrenador, pero también un equipo multidisciplinario" que incluya "fisioterapeutas", "psicólogos, "nutricionistas" y todo lo demás.

Será un plan, además, que ponga énfasis en ver "a los talentos en formación a tiempo" y "no solo cuando llegan a la cima"

"No estamos para pelearnos, estamos para sentarnos en una mesa y coordinar, trabar en equipo en el marco de valores y principios como la honestidad y la transparencia (porque) nuestros mejores embajadores son nuestros deportistas", concluyó.

Elías L. Benarroch