EFERedacción Deportes (EE.UU.)

El Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC, por su siglas en inglés) calificó como "ambigua" la posición tomado por el Comité Olímpico Internacional (COI) sobre darse un plazo más de cuatro semanas antes de tomar la última decisión sobre si cancela o pospone los Juegos de Tokio 2020 por causa de la pandemia del coronavirus.

Mientras que el Comité Olímpico Canadiense (COC) y el Paralímpico (CPC) fueron más contundentes y rotundos al señalar esta noche en un comunicado que los equipos nacionales de su país no tomarán parte en los próximos Juegos Olímpico y Paralímpicos de Verano del 2020 a disputarse en Tokio, del próximo 24 de julio al 9 de agosto.

En medio de un creciente disgusto por atletas y comités olímpicos de todo el mundo, el COI les mandó este domingo una carta a estos últimos, en la que les indica que está analizando la situación, y que tomará una decisión al respecto en cuatro semanas.

A pesar de la creciente presión de los atletas y los organismos nacionales de gobierno, el COI está considerando posponer o alterar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En otra carta enviada a los atletas este domingo, el presidente del COI, Thomas Bach, les indica que el COI descartó cancelar los Juegos por completo, pero ahora está explorando formas alternativas de organizar los Juegos Olímpicos de Tokio, incluida la demora, debido a la pandemia de coronavirus en curso.

Bach indicó que el COI está discutiendo el asunto con los principales interesados y dijo que "estamos seguros" de que se tomará una decisión dentro de las próximas cuatro semanas.

Agrega que "junto con todos los interesados, hemos comenzado discusiones detalladas hoy para completar nuestra evaluación del rápido desarrollo de la situación de salud mundial y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluido un escenario de aplazamiento".

Bach dice que "estamos trabajando muy duro y confiamos en que habremos finalizado estas discusiones en las próximas cuatro semanas".

La declaración del domingo representa un cambio en los mensajes de Bach y del COI sobre los Juegos Olímpicos, dado que durante meses, ambas partes habían descartado incluso la posibilidad de un aplazamiento y se han negado a especificar ningún plan de contingencia para los Juegos.

El cambio de postura del COI se produce en medio de la creciente presión de todo el movimiento olímpico para posponer los Juegos, muy probablemente hasta 2021.

Algo que fue visto como "positivo" por parte del USOPC, pero a la vez también lleno de "ambigüedad" que no favorece a la estabilidad de los atletas.

"El progreso reflejado en la actualización del COI de hoy para la comunidad mundial de atletas es un paso importante para proporcionar claridad, pero nuestra comunidad de atletas continúa enfrentando una enorme ambigüedad en torno a los Juegos 2020 en Tokio", dijo el comunicado del USOPC.

El máximo organismo del deporte olímpico y paralímpico estadounidense volvió a ser categórico a la hora de asegurar que mantenían intactas todas las reivindicaciones que han hecho de cara a acudir a Tokio 2020.

"Nos mantenemos firmes en nuestra recomendación de que los atletas del Equipo de Estados Unidos continúen prestando atención a los consejos de los funcionarios de salud pública y den prioridad a su salud y bienestar sobre todo lo demás", subraya el comunicado.

Mientras que la respuesta de Canadá fue mas contundente y decisiva al anunciar a través de un comunicado oficial que los equipos nacionales de su país no tomarán parte en los Juegos Olímpicos ni los Paralímpicos del verano del 2020.

Además, en el mismo comunicado indicaron que "El COC y el CPC instan urgentemente al COI y al Comité Paralímpico Internacional (IPC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) a posponer los Juegos por un año y les ofrecemos nuestro apoyo total de ayuda a superar las complejidades que traerá la reprogramación de los Juegos".

La decisión se da después de que todos los organismos deportivos a nivel mundial decidieron suspender las actividades por tiempo indefinido debido a la pandemia del coronavirus.

Ambos comités indican en el mismo texto que reconocen la problemática que implica reprogramar los Juegos Olímpicos, pero reiteran que "nada es más importante que la salud y la seguridad de nuestros atletas y la comunidad mundial".

Fuentes cercanas a los comités indicaron que se está considerando que comités olímpicos de otros países, podrían seguir los pasos de los que tomó Canadá y Australia, que dijo que ya prepara los Juegos para el 2021, luego de conocerse la decisión de no asistir, al menos durante este año a la justa olímpica.

Por su parte, la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por su siglas en inglés) también cree que los Juegos deberían posponerse, de acuerdo a las declaraciones que este domingo hizo su CEO, Travis Tygart, al periódico "The Washington Post".

"Estamos de acuerdo en que los Juegos deberían posponerse, desafortunadamente, hasta un año para ser justos con los atletas cuyas vidas se han trastocado por completo y para asegurar que no se conviertan en los Juegos más sucios por causa de la reducción significativa de los esfuerzos antidopaje, debido a COVID-19", señaló Tygart.

Los Juegos Olímpicos de 1916 fueron cancelados durante la Primera Guerra Mundial, al igual que los de Verano e Invierno en 1940 y 1944, debido a la Segunda Guerra Mundial.

Los boicots también causaron serias complicaciones en 1976, 1980 y 1984.