EFERoma

El Atalanta, rival del Real Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones, llevó al límite al líder Inter de Milán este lunes en la vigésima sexta jornada de la Serie A, pero pagó el único disparo a portería concedido con el gol del definitivo 1-0 a favor del cuadro interista.

Hacía más de un mes que el Inter no sufría tanto para sumar tres puntos en la Serie A, pero la presión del Atalanta y su circulación de balón le obligó a acabar pidiendo la hora antes de poder celebrar su séptima victoria consecutiva y recuperar los seis puntos de ventaja sobre el Milan, segundo.

El equipo de Bérgamo, que viajará el próximo 16 de marzo a España para intentar remontar el 0-1 sufrido contra el Real Madrid en la Liga de Campeones, tuvo las mejores oportunidades de gol, pero sucumbió ante un gol del defensa eslovaco Milan Skriniar a los nueve minutos de la reanudación.

El zaguero interista aprovechó una acción confundida tras un saque de esquina para enviar el balón al fondo de las mallas con un remate de pierna derecha.

Su gol alivió a un Inter que se salvó en la primera mitad ante un cabezazo del colombiano Duván Zapata parado por el meta esloveno Samir Handanovic y seguiría sufriendo hasta el final.

Pero una magistral prueba de esfuerzo defensivo, de atención y compromiso permitieron al Inter defender el 1-0 hasta el final, contra un Atalanta que empujó con todo en el tramo final, terminando con dos defensas como el argentino Cristian Romero y el brasileño Rafael Toloi en la delantera.

Eso sí, Duván se tuvo que retirar en el minuto 70 con unas pequeñas molestias en una pierna y vio el tramo final sentado en el banquillo con hielo en la zona dolorida.

Fue un triunfo trascendental para el Inter, que se colocó a seis puntos de distancia del Milan y a diez del Juventus, tercero, aunque con un partido más.

El Atalanta es quinto, a un punto del Roma, cuya cuarta plaza vale un billete para la próxima Liga de Campeones.