La selección de Cuba es uno de los 26 equipos que compiten esta semana en el Tour de San Luis (Argentina), y sus 6 componentes, dirigidos por Henry Rodríguez, viven concentrados todo el año y sueñan con llegar a "competir de igual a igual" con el resto de corredores del mundo.

Yans Carlos Arias, de 29 años, es uno de sus componentes. Licenciado en cultura física y deporte, es un ciclista rápido con triunfos de etapa en la Vuelta a Cuba y a Costa Rica, un hombre que adora su país y sueña con que el ciclismo cubano esté algún día presente en las grandes carreras que ahora sigue por televisión.

"Sigo las grandes carreras, el Tour, la Vuelta, el Giro. Cuando lo veo pienso que me gustaría estar algún día en esas pruebas, y probarme entre los mejores, ver si puedo competir con ellos en las mismas condiciones. Soñamos con llegar a la alta competición, ese es el objetivo", asegura .

Los cubanos que compiten en la ronda argentina representan a la selección nacional y están todo el año concentrados.

"Somos profesionales del ciclismo, ya que sólo nos entrenamos y estudiamos. Tenemos una beca y el hospedaje y los estudios son gratis. Además nos pagan un sueldo similar al de un médico, tal vez algo más, y con eso podemos mantener a la familia e hijos", comenta a Efe.

Arias subraya que los corredores de la selección se cuidan de manera rigurosa.·"Estamos concentrados y nos cuidamos mucho, con disciplina, tenemos unos horarios de comidas, de descanso, todo está muy controlado", comenta.

El reto deportivo son las competiciones de los Juegos Centroamericanos y Panamericanos y vueltas en América Latina.

Es la cuarta participación de la escuadra cubana en San Luis, "para nosotros una bonita oportunidad para codearnos con el ciclismo mundial, nos gusta probarnos y conocer otras carreras", dice Arias, quien tuvo un abuelo español, si bien no recuerda su procedencia.

Admirador del británico Mark Cavendish "y del ciclismo colombiano" principalmente, Arias espera un impulso de su deporte derivado de las apertura de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

"El bloqueo nos afecta mucho, y espero que ahora con la mejora de relaciones con Estados Unidos cambien las cosas para mejor, no solo en el ciclismo, sino en todos los órdenes", asegura.

Arias considera que "si se abren puertas el Gobierno sabe que el deporte en Cuba es una potencia y apostará aún más en su desarrollo. Ójala nos ayuden. Si la economía mejora el deporte también".

Arias no tiene aspiraciones de fichar por ningún otro equipo. Tiene claro dónde le gusta estar.

"No me gustaría vivir en otro lado. Lo que más me gusta es Cuba, no sabría vivir en otro lado. En lo político y social me encanta mi país", concluye.

Carlos de Torres