EFESantiago de Chile

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile suspendió temporalmente este lunes la liga de Primera División en Chile y el resto de sus categorías como prevención ante la pandemia por coronavirus que en este país ya deja 155 contagiados.

La ANFP anunció que la medida se aplicará a partir de la próxima jornada, por lo que los dos partidos restantes de la octava fecha, que finaliza este lunes, serán los últimos en disputarse.

Ambos se jugarán a puerta cerrada como medida preventiva.

"La Asociación Nacional de Fútbol Profesional ha determinado la suspensión de las competencias de ligas profesionales y fútbol femenino por un plazo de 14 días, a partir del miércoles 18 de marzo de 2020", informaron a través de un comunicado.

El O'Higgins-Antofagasta y el Curicó Unido-Unión La Calera serán los últimos encuentros de la Liga local antes del parón por la enfermedad.

Con esta situación, la Universidad Católica quedará como líder del campeonato a la espera de lo que ocurra esta noche en los partidos que se disputan, ya que tanto La Calera como Curicó podrían igualar a los cruzados en lo alto de la tabla con 19 puntos en caso de concretar sendas victorias.

La medida deja el balón parado por al menos dos semanas en el país austral tras la suspensión la semana pasada de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana y la postergación de las eliminatorias sudamericanas de clasificación para el Mundial de Catar 2022.