EFEBerlín/Roma

El Inter de Milán llega a la cita con el Bayer Leverkusen tras eliminar al Getafe en los octavos de final, decidido a llegar hasta la final de Colonia para regalarse un trofeo internacional que le falta desde 2010, cuando ganó la Liga de Campeones.

Tres veces campeón de la Copa Uefa, en 1991, 1994 y 1998, el Inter de Antonio Conte sale como uno de los grandes favoritos para llegar hasta el final, con un equipo que mezcla experiencia internacional y juventud.

El uruguayo Diego Godín, el inglés Ashley Young, el chileno Alexis Sánchez o el belga Romelu Lukaku aportan experiencia a un club que también luce a talentos jóvenes que ya marcan la diferencia como el argentino Lautaro Martínez, Nicoló Barella o Alessandro Bastoni.

El propio Lukaku, fichado por más de 70 millones de euros el año pasado procedente del Manchester United, anotó el gol decisivo para eliminar al Getafe en los octavos de final y suma ya 30 goles en esta temporada, su récord personal.

Forma una delantera explosiva con Lautaro Martínez, quien metió 19 en esta campaña y quien será titular este lunes en Dusseldorf, mientras que Alexis empezará en el banquillo.

El "Niño Maravilla" acaba de fichar a título definitivo por el Inter tras desvincularse gratuitamente del Manchester United y busca conquistar la primera Liga Europa de su carrera.

El Inter triunfó en ambos precedentes contra el Bayer, en la fase de grupos de la Liga de Campeones 2002-2003, pero su camino en la Liga Europa se estrelló en los últimos dos años contra rivales alemanes.

En 2018 se rindió ante el Wolfsburgo mientras que el año pasado perdió contra el Eintracht Fráncfort.

El Leverkusen llega al duelo contra el Inter en cuartos de final de la competición tras haber cumplido el trámite en la vuelta de octavos ante el Glasgow Rangers en un partido que ante todo le sirvió de rodaje ya que era el primero oficial tras el fin de la Bundesliga hace ya un mes.

El equipo tuvo una buena presentación ante el Rangers y el único lunar fue la falta de eficacia ante la portería contraria en las muchas ocasiones de gol que generó pese a las cuales al final tuvo que conformarse con una victoria por 1-0.

Sin embargo, la principal preocupación del entrenador Peter Bosz tras el final del partido era otra: la tarjeta amarilla vista por el chileno Charles Aranguiz que fue su tercera en la competición lo que implica que será baja por sanción ante el Inter.

El Leverkusen se quedó en la Bundesliga por fuera de las casillas que dan la clasificación a la Liga de Campeones por lo que el único camino que tiene para meterse en la máxima competición de clubes europea es ganar la Liga Europa.

No obstante, el capitán Lars Bender ha advertido que antes de pensar en ello el equipo tiene que concentrarse en ganar el próximo partido.

"Es un solo partido y eso puede ser tanto una ventaja como una desventaja", dijo.

"Tenemos que entrar en ritmo para lograr algo grande pero primero hay que ganarle al Inter. Luego podemos pensar en otras cosas", agregó.

La gran baza del Leverkusen es su estrella Kai Havertz, que probablemente dejará el equipo al final de la competición con rumbo todavía desconocido.

Alineación probable:

Bayer Leverkusen: Hradecky; Lars Bender, Sven Bender, Tapsoba, Sinkgraven; Wirtz, Palacios, Havertz; Bellaraby, Volland, Diaby.

Inter: Handanovic; Godín, De Vrij, Bastoni; D'Ambrosio, Gagliardini, Barella, Brozovic, Young; Lukaku y Lautaro.

Leverkusen:

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (España).

Hora: 21.00 (19.00 GMT).

Estadio: Esprit Arena (Dusseldorf).