EFESevilla (España)

La llegada del mediapunta argentino Alejandro Darío 'Papu' Gómez al Sevilla español parece haber actuado como un eficaz acicate y espoleado al croata Ivan Rakitic, quien firmó su mejor actuación de la temporada ante el Valencia en los octavos de final de la Copa del Rey rubricada con un gol para enmarcar.

El mejor Rakitic pudo verse en la noche copera en el Sánchez Pizjuán en vísperas de la presentación como jugador del Sevilla del talentoso centrocampista bonaerense, quien se ha comprometido con la entidad sevillista para los próximos tres años procedente del Atalanta de Bérgamo italiano.

El '10' sevillista, cuyo rendimiento ha estado marcado por la irregularidad tras su regreso del Barcelona el pasado verano, desplegó todo el repertorio de su fútbol en su debut en la presente edición del 'torneo del KO', en el que completó los noventa minutos del encuentro.

Rakitic acertó la mayoría de los pases que intentó, estuvo especialmente activo en el capítulo de la recuperación y probó suerte de cara al marco contrario en dos ocasiones, aunque más que por el número, será recordada su actuación en este partido por la vaselina que supuso el tercer gol del Sevilla, ante el que nada pudo hacer el meta valencianista Cristian Rivero.

La belleza del tanto del internacional croata, que cerró la eliminatoria ante un flojo Valencia cargado de suplentes, hizo que su nuevo compañero argentino le felicitara en las redes sociales con un expresivo 'qué gol', a lo que Rakitic contestó al 'Papu' que 'mañana nos vemos, maestro', intercambio de elogios entre compañeros de línea.

Con la llegada del 'Papu', se incrementa la competencia en la medular sevillista, en la que Ivan Rakitic hasta ahora ha sido un fijo para el entrenador Julen Lopetegui, quien lo ha alineado en los diecinueve partidos de Liga que ha jugado el Sevilla.

Rakitic regresó el pasado verano a Nervión tras seis años en el Barcelona y su vuelta fue acogida con gran alborozo por una afición que lo idolatra desde su primera etapa con la elástica sevillista, en la que como capitán lideró en Turín la consecución de la primera de las tres Liga Europa que el club logró en la pasada década.

Sin embargo, su rendimiento en estos meses ha distado del de su primera etapa como sevillista, en la que su juego ha pecado de intermitencias y en la que había logrado hasta anoche un único gol ante el Cádiz en el estreno liguero en el Ramón de Carranza .

El centrocampista, que escogió el dorsal número diez en homenaje a su amigo José Antonio Reyes, anunció en su presentación que iba a "trabajar para devolver en el campo toda la confianza" depositada en él por el presidente del club, José Castro, el director deportivo, Ramón Rodríguez 'Monchi', y Julen Lopetegui.

Juan Manuel Sánchez Tena