EFEMadrid

El alemán Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), presumió este martes de la estabilidad económica del organismo pero, sobre todo, del uso de sus ingresos en beneficio del deporte, al contrario que otras "empresas deportivas con intereses comerciales".

"Hoy, Pierre de Coubertin sentiría envidia de nuestra estabilidad económica", dijo, "que nos permite invertir 1.250 millones de dólares cada año en el deporte".

"Pero no vemos esta estabilidad como un fin en sí mismo, sino como un medio de promocionar el deporte en el mundo. Esto nos distingue de otras organizaciones con ánimo de lucro", apuntó durante su informe a la 134 Sesión del COI reunida en Lausana (Suiza).

Un día después de firmar un acuerdo comercial histórico que garantiza al Movimiento Olímpico el patrocinio de Coca-Cola y la empresa láctea china Mengniu hasta 2032, Thomas Bach destacó que "las compañías deportivas con intereses comerciales tiene un interés legítimo, pero quieren su trozo de la tarta, por no decir el dinero".

"Aportan nuevas ideas que nos inspiran también a nosotros y merecen un beneficio. Pero lo que no es justo, no lo es en absoluto, es que se ignoren las diferencias entre estas empresas y nosotros", continuó.

El olimpismo goza de reconocimiento y colabora con Naciones Unidas, dijo Bach, "por su inversión en la juventud, en la educación, por los voluntarios olímpicos y por su modelo de solidaridad".

"El deporte sin valores es solo entretenimiento", subrayó el presidente.