EFEGuayaquil (Ecuador)

El entrenador argentino Fabián Bustos tratará de ganarlo todo al frente del Barcelona, antes de la Copa Libertadores del 2020, tras hacerse el domingo con su primer título como entrenador con el triunfo del Delfín en la liga ecuatoriana de fútbol.

"Mi objetivo con el Barcelona será competir e intentar ganarlo todo, porque con la gran afición que tiene, estará siempre motivado para ser protagonista", aseguró Bustos en su primera comparecencia ante los medios como flamante entrenador del club guayaquileño.

De 50 años, Bustos logró con el Delfín romper la hegemonía de los equipos de Guayaquil y Quito, ganadores constantes de los títulos locales, ya que los únicos dos clubes que lo hicieron antes fueron el Olmedo en el 2000 y el Deportivo Cuenca en el 2004, ambos bajo el mando del también argentino Jorge 'Turco' Asad.

"Mi sueño siempre fue llegar a un equipo grande, si en el 2019 he sido campeón con Delfín, espero hacerlo en el 2020 con Barcelona", afirmó.

La primera competición a la que deberá enfrentarse Bustos con su nuevo equipo, será la fase de repesca desde enero próximo de la Copa Libertadores, para luego centrase en los torneos locales organizados por la Liga Pro y la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Junto a Bustos, el presidente del Barcelona, el argentino naturalizado ecuatoriano Carlos Alfaro Moreno, y el vicepresidente de la Comisión de Fútbol del club, Aquiles Álvarez, resaltaron los nuevos fichajes que tendrá Barcelona.

Álvarez indicó que reforzarán al conjunto el defensa Moisés Corozo (Macará), el centrocampista argentino Emmanuel Martínez (Deportivo Cuenca), el defensa Gustavo Vallecilla (Aucas), el centrocampista Sergio Quinteros (Imbabura), y el defensa Brian Steven Rivera (Independiente del Valle).

En paralelo, serán ejes del club los centrocampistas Freddy Mina (Macará), Nixon Molina y Eder Cetre (Santa Rita).

Además de las recientes contrataciones, los directivos barcelonistas aseveraron que en los próximos días darán a conocer el nombre de un nuevo portero para el club, que puede ser ecuatoriano o extranjero, y refuerzos en otros puestos.