EFENueva York

El Sindicato de Jugadores y las Grandes Ligas ya han llegado a un acuerdo para sentarse a negociar cómo enfrentar la situación que se ha creado tras la suspensión de la competición por causa del coronavirus.

Aunque oficialmente no ha trascendido el acuerdo, varias fuentes periodísticas señalan que el mismo ya está alcanzado y ahora tendrán que ser los dueños de los equipos los que lo ratifiquen, seguramente este viernes.

El acuerdo dibuja un camino hacia adelante a medida que el béisbol intenta analizar todas las posibilidades que se le vayan presentando con el fin de volver a competir e iniciar la temporada regular, que estaba prevista para iniciarse este jueves con el Día Inaugural.

En el acuerdo, las Grandes Ligas tienen el derecho de acortar el sorteo aficionado del 2020 a cinco rondas, de acuerdo a la información ofrecida por la cadena de televisión ESPN.

Además, puede retrasar el inicio del período de firma internacional hasta enero del 2021.

Las Grandes Ligas también pueden acortar el sorteo aficionado del 2021 a 20 rondas y retrasar el período de firma internacional 2021-22 hasta enero y diciembre del 2022, respectivamente.

Lo más importante para los jugadores es que en el hipotético escenario que no pudiesen competir durante esta temporada 2020, obtendrán tiempo de servicio completo, es decir, estrellas como Mookie Betts, Trevor Bauer, Marcus Stroman, J.T. Realmuto y otros serán agentes libres en noviembre, independientemente de si reanuda o no la competición.

En este sentido, un punto importante es que debido a que la temporada será claramente más corta, las reglas de arbitraje se ajustarán para que los jugadores no sean penalizados por presentar estadísticas de validez de producción que no se corresponden con los anteriores que habían sido comparables.