EFELe Havre (Francia)

Marta Vieira da Silva, reconocida en seis ocasiones como la mejor futbolista del mundo, renunció a lucir una marca comercial en sus botas durante el Australia-Brasil del Mundial femenino de fútbol para pedir igualdad real a través de la campaña "Go equal".

La atacante del Orlando Pride, máxima goleadora histórica en Mundiales con 16 tantos, se señaló la parte exterior de su botín derecho durante la celebración de su gol ante el conjunto de Australia. Ahí llevaba, en lugar de una marca comercial, el símbolo de igual, en color rosa y azul. Fue su forma de pedir igualdad.