EFESan José

La campeona panamericana de los 100 metros con vallas, la costarricense Andrea Vargas, comenzó este jueves su preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, bajo la supervisión de su madre y entrenadora Dixiana Mena.

Vargas, de 23 años, se trasladó recientemente a vivir a Portland, Estados Unidos, en donde, en las instalaciones deportivas de la secundaria Westview High School, realizará su preparación con miras a los Juegos Olímpicos.

“El primer día fue para observar los sitios de entrenamientos que van desde la pista, gimnasio, las pendientes para trabajo de fuerza, así como el espacio dentro de su casa de habitación donde efectuará otro tipo de tareas. Estos días serán para finiquitar los sitios y el resto de la semana para ejecutar la preparación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020”, mencionó Dixiana Mena en un comunicado del Comité Olímpico de Costa Rica.

Mena se encuentra en Estados Unidos, pero en los próximos meses deberá dividir su tiempo para entrenar a su otra hija, Noelia, de 19 años, quien está cerca de conseguir su boleto a Tokio 2020 en la disciplina de marcha.

Sobre lo observado en Portland, la entrenadora dijo que le gusta el entorno y que espera volver pronto para analizar la evolución de su hija.

Andrea Vargas ha estado publicando en sus redes sociales su estadía en Estados Unidos, así como fotos de sus primeros entrenamientos.

“La temperatura estuvo baja, estuvimos corriendo durante poco más de una hora a 1 grado centígrado. Mi hermano (Alejandro) me marca el paso, por eso estará acá 15 días, vamos a correr rápido, él no me dejará bajar el ritmo”, afirmó la atleta.

Vargas se perfila como la principal esperanza de Costa Rica para pelear por una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras obtener el oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y alcanzar en octubre pasado la final del Mundial de Doha, en el que terminó en el quinto puesto.