EFEGuayaquil (Ecuador)

Liga de Quito se adjudicó hoy el primer billete local para la Copa Libertadores de 2019 y se convirtió en primer finalista por el título del actual campeonato ecuatoriano de fútbol, a falta de una jornada para que concluya la primera etapa del torneo.

El empate, sin goles, que sacó hoy en su visita a uno de los colistas del torneo, Guayaquil City, le valió para completar 46 puntos, inalcanzables para el Barcelona, que sumaría 45 de ganar los dos partidos que faltan para que concluya su participación.

Bajo la dirección técnica del uruguayo Pablo Repetto, cuyo objetivo principal a comienzo de la actual temporada era defender la categoría, Liga ganó 14 partidos, empató cuatro y perdió tres; marcó 32 goles y recibió 16.

El ganador de la primera etapa comenzó la temporada con una derrota por 2-1 en su visita a uno de los actuales colistas, Deportivo Cuenca.

Más allá de practicar un buen fútbol, Liga de Quito se dedicó a lograr resultados, como en las victorias por 0-1 en sus visitas al campeón local, Emelec, y al popular Barcelona, respectivamente.

La incidencia de su capitán y goleador de la actual temporada, el argentino Hernán Barcos, la experiencia y seguridad del portero argentino Adrián Gabbarini y el aporte del delantero uruguayo Gastón Rodríguez contribuyeron para el engranaje del equipo con buena participación también de los jugadores locales.

Los jugadores y cuerpo técnico del único cuadro ecuatoriano que ha ganado la Copa Libertadores, en el 2008, Copa Sudamericana 2009, Recopa Sudamericana de 2009 y 2010, disfrutaron hoy de los resultados tras la prolongada crisis futbolística en la que cayó el equipo.

Liga cerrará la primera etapa el próximo domingo jugando de local contra Deportivo Cuenca, un choque cuyo resultado no incidirá en los conseguidos hoy en el torneo ecuatoriano.