EFELima

La villa de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 comenzó a construirse este miércoles al ponerse la primera piedra del complejo urbano, donde se alojará la gran mayoría de los 6.600 deportistas que participarán en las competiciones.

La primera piedra de la Villa Panamericana, como se llamará la sede, consistió en un conjunto de "shicras", una técnica constructiva del Antiguo Perú consistente en hacer muros con piedras agrupadas en redes de cuerda, que dan a la estructura una mayor resistencia para soportar terremotos.

Las "shicras" fueron colocadas por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y el presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), el chileno Neven Ilic, en una ceremonia ambientada en las culturas prehispánicas del Perú como la civilización de Caral, la más antigua de América.

En el acto también participaron el presidente del comité organizador de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Carlos Neuhaus; el ministro peruano de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra; y el alcalde del municipio limeño de Villa El Salvador, Guido Peralta, en cuyo distrito se erigirá la villa.

Kuczynski aseguró que la Villa Panamericana permitirá tener a Villa El Salvador, situado en el sur de Lima, a las afueras de la capital peruana, "un centro habitacional de primer nivel", que después será utilizado para proyectos de vivienda social.

"Estoy muy contento de que estemos empezando. Estoy seguro de que Ilic ha tenido que estar un poco nervioso, pero ya ve que por fin están empezando, y sabemos que estará todo listo para los Panamericanos", dijo Kuczynski ante las dudas suscitadas por la proximidad de los Juegos y los lentos avances en obras.

Neuhaus explicó que la Villa Panamericana tendrá 1.092 viviendas en siete edificios de entre diecinueve y veinte pisos, que estarán finalizados "a más tardar en febrero de 2019, y si lo hacen bien, lo más probable es que terminen antes".

El presidente del Copal valoró los trabajos realizados previamente por el Ejército del Perú para nivelar el terreno donde se levantará la villa, lo que permitió reducir en tres meses el período de la construcción.

Por su parte, Ilic resaltó que las obras para los Panamericanos de 2019 comiencen con una tan simbólica e importante como la villa, "un tremendo proyecto para Perú y para el desarrollo de su deporte".

"Es un punto de partida espectacular. Quiero reconocer el tremendo compromiso del presidente y del trabajo realizado por el equipo liderado por Neuhaus", destacó Ilic.

La Villa Panamericana será construida por Besco, la filial en Perú del grupo chileno Besalco, y tendrá un coste de alrededor de 313 millones de soles (unos 96 millones de dólares), cerca de un 60 % menos que el proyecto original, que contemplaba 39 torres con apartamentos de 95 metros cuadrados en lugar de los 75 metros cuadrados actuales.