EFERedacción deportes

Luka Doncic, jugador esloveno de los Mavericks de Dallas, confesó este martes que en su segunda temporada en la NBA desea alcanzar las eliminatorias por el título o, al menos, la final de la conferencia Oeste y que "todo el equipo está entusiasmado" con la campaña venidera. "Todos los chicos quieren llegar a los playoffs, así que esa es mi meta para este año" explicó.

Votado como el "Jugador Joven del Año' en la temporada pasada, el numero 77 de los Mavericks compartirá vestuario con Seth Curry, hermano de Stephen Curry de los Warriors de Golden State."Por supuesto, él (Seth) es un tirador increíble. Lo vi el año pasado, cuando nos enfrentamos a ellos en Portland y tambien lo vi en la práctica este año", recordó.

El nacido en Luibliana, que se encuentra realizando la pretemporada con su equipo, admitió haber aprendido "muchas cosas" durante su primer año en la liga estadounidense.

"Fue mi primer año en la NBA, así que fueron muchas cosas. Tuve el placer de estar con Dirk Nowitsky durante un año, así que obviamente aprendí muchas cosas de él", apuntó.

"Quiero seguir los pasos de Dirk (Nowitsky). Ha estado aquí, ¿cuánto? ¿21 años? Quiero quedarme aquí. Si me quieren, estaré aquí. Sólo quiero seguir sus pasos", prosiguió.

Para hacer olvidar a Nowitsky, una leyenda del equipo tejano, Doncic tendrá la oportunidad de jugar junto al letón Kristaps Porzingis, algo que le "emociona" ya que tienen una "gran relación".

"Es un gran jugador, un gran tipo, así que estoy emocionado. Somos grandes jugadores. Sé que si le paso la bola a él voy a conseguir una asistencia. Lo va a hacer muy bien", afirmó el balcánico.

Por último, al ser preguntado si es muy pronto para ser considerado como el "perfecto heredero" de Dirk Nowitsky, Doncic respondió que el ha tenido "presión desde los 16 años".

"Me gusta la presión. Dirk es Dirk. Lleva aquí 21 años. Lo ganó todo. Será difícil reemplazar a Dirk, seguro", concluyó.

Antes de empezar los entrenamientos con su nuevo equipo, el exjugador del Real Madrid, que mantiene un estrecho contacto con los que fueron sus compañeros en España, estuvo en Madrid y vio a su antiguo equipo proclamarse campeón de la Supercopa ante el Barcelona del serbio Svetislav Pesic

"Fue genial. Siempre es genial estar de vuelta en Madrid. Me encanta ese lugar, fue fantástico que ganaran otro campeonato", comentó Doncic.