EFERedacción deportes

En una eliminatoria dramática resuelta en un partido épico, Borna Coric, el segundo jugador de Croacia, devolvió a su equipo a una final de la Copa Davis tras vencer a Frances Tiafoe y evitar la remontada de Estados Unidos en Zadar.

Croacia disputará la tercera final de su historia. El conjunto balcánico visitará Francia por la última Ensaladera con el formato actual. El conjunto galo, que eliminó a España en Lille, ejercerá de anfitrión en el fin de semana del 23 al 25 de noviembre.

Será el tercer choque entre croatas y franceses en la Copa Davis. El factor cancha resultó definitivo. Se vieron las caras por primera vez en el 2004, en la primera ronda. El triunfo fue para Francia.

Coincidieron después en el 2016, con Croacia como local. El conjunto balcánico venció y alcanzó la segunda final de su historia, que perdió contra Argentina.

El conjunto croata, que fue campeón por única vez en el 2005, cuando ganó a Eslovaquia, vuelve a aspirar al éxito en la última edición de este torneo antes de que el próximo año empiece a funcionar la nueva fórmula.

Sufrió Croacia para amarrar su presencia en la final. Coric, el número dos balcánico, adquirió un protagonismo que no esperaba. La derrota anterior de Marin Cilic, principal baza croata, llenó de presión a su compañero.

La eliminatoria estuvo plagada de equilibrio y tuvo un final casi dramático. El conjunto de Zeljko Krajan cerró la sesión del viernes con 2-0. A solo un punto del triunfo. A una victoria de la final.

Estados Unidos, que buscaba su primera final desde que ganó el torneo en el 2007, reaccionó. Tomó impulso con el choque de dobles. Mike Bryan y Ryan Harrison se impusieron a Ivan Dodig y Mate Pavic en cinco mangas (5-7, 6-7(6), 6-1, 6-7(5) y 7-6(5)) después de casi cinco horas de juego.

Estados Unidos llevó al límite a su rival cuando Sam Querrey dio una última vida al equipo estadounidense al derrotar en el primer partido de esta jornada al croata Marin Cilic por 6-7 (2), 7-6 (6), 6-3 y 6-4.

Después de que Croacia venciese en sus dos individuales del viernes y de que Mike Bryan y Ryan Harrison abrieran el sábado una puerta a la esperanza norteamericana con su victoria en dobles, Querrey ratificó hoy ante Cilic la reacción de su equipo y dejó el pase a la final en manos de su compañero Borna Coric y de Frances Tiafoe, que se jugarán el último punto.

El desenlace quedó en manos de Coric y de Tiafoe. Ninguno se entregó y la lucha apuró los cinco sets. Al final, el croata, espoleado por un público entregado, sacó adelante la situación después de cuatro horas de partido y cinco sets (6-7(0), 6-1, 6-7(11), 6-1 y 6-3).