EFERedacción Deportes

Por culpa de la pandemia la temporada del ciclismo está minada de incertidumbres y riesgos para los corredores y sus equipos, pero ni la amenaza de la COVID-19 podrá frenar la 'revolución de los jóvenes' en el reino de Ineos, el enemigo de todos, ni avalar esquemas con hasta tres líderes.

Con el desplazamiento de las fechas de las tres grandes, con hasta diez días menos de rodaje para los ciclistas que encararán el Tour de Francia del 29 de agosto al 20 de septiembre, y compromisos sin espacio para una plena recuperación fisiológica, la planeación luce "antitécnica", el espectáculo queda comprometido y los corredores serán "los más sacrificados".

Así lo advirtió en una videoentrevista con Efe el entrenador Luis Fernando Saldarriaga, quien se ha ganado en Colombia el título oficioso de cazatalentos pues con su olfato, sus consejos y dirección se formaron Nairo Quintana, Sergio Higuita, Esteban Chaves, Járlinson Pantano y Darwin Atapuma.

"En una temporada muy apresurada con este tema de la pandemia, con un calendario muy antitécnico porque habrá carreras muy pero muy pegadas que no dan ninguna recuperación fisiológica, por el solo hecho de quedar bien con los organizadores. Creo que eso va en detrimento del espectáculo", manifestó Saldarriaga.

El especialista en alto rendimiento y tecnología deportiva admitió que las sustanciales enmiendas introducidas en el calendario mundial están dirigidas a "salvar el ciclismo".

"Creo que fue la mejor solución pero habrá aspectos que van a ir en detrimento de la condición de los corredores, que en este caso son los más sacrificados", advirtió.

El panorama excepcional en 2020 para el Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta a España planteará a los ciclistas el reto de una adaptación urgente al factor climático.

"Si no hay adaptación dentro de estos esquemas naturales fisiológicos, creo que va a haber muchas sorpresas", dijo.

En otras palabras, "puede ser que líderes que estaban pronosticados para ganar no lo vayan a hacer" en un Tour en el que podrá sentirse calor seco y sofocante entre finales de agosto y el mes de septiembre, un Giro de ambiente fresco pero previsibles lluvias, y una Vuelta con temperaturas variables, del frío al sol entre finales de octubre y comienzos de noviembre.

El exciclista antioqueño, estudioso de los procesos formativos de este deporte en América y Europa, advirtió que el mercado ha cambiado por cuenta de la presencia de muchos novatos de 16 o 17 años "que ya están moviendo los vatios de un corredor de 30 años".

"La gente ahora no se pelea por el corredor de 30 años que ganó el Tour de Francia o el Giro de Italia. Se pelea por el mejor futuro corredor para esas carreras. Ofrecen mucho dinero por un corredor de 17, 18 o 19 años que está en un equipo continental y lo quieren pasar rápidamente al World Tour", sentenció.

En esta 'revolución de los jóvenes', incluyó a una nueva joya, el español Juan Ayuso, de 17 años, así como al eslovaco Tadej Pogacar (21), y al colombiano Egan Bernal (23), actual campeón del Tour.

En la carrera "atípica", que prevé en Francia, Saldarriaga cree que "los jóvenes van a tratar de imponer condiciones".

"Ahora hay gente sin tapujos, a la que pones a romper una carrera en el kilómetro 102-103 y así falten 100, la rompen", dijo.

Añadió que los jóvenes, como Bernal y Pogacar, "son atrevidos porque así vayan muy mal, no van a perder la oportunidad de brillar. Y cuando ven que el líder no está sólido, no puede responder, ellos van a hacerlo, así vayan al tope de sus condiciones. Ellos se quieren comer el mundo", enfatizó.

Sin citar nombres, Saldarriaga, de 47 años, se apartó de modelos de equipos que reparten la jefatura de filas en dos o tres cabezas.

"Ir a una carrera con tres corredores que cobran demasiado dinero y no saber qué hacer, eso es muy inconsecuente", expresó.

A su juicio, "manejar egos siempre va a ser una parte personal y de carácter del seleccionador".

"Andar con tres líderes es complicado porque cuando los tienes al mismo nivel hay que tomar muy buenas decisiones desde el coche. Pero puede también haber un resquebrajamiento al interior del equipo, pues unos le creerán a un líder y otros a otro", explicó.

Al analizar la relación de fuerzas entre los equipos del World Tour y tras elogiar la poderosa estructura del Team Ineos británico, admitió que en el horizonte apenas se le aproxima por trabajo y tecnología el Jumbo-Visma neerlandés.

"Yo veo muy cerca al Jumbo. Han trabajado mucho la parte tecnológica. Han redescubierto la parte del alto rendimiento. Han entrado en nuevas metodologías de trabajo pero, más allá de eso, creo que el tema es de dinero, hay que decirlo abiertamente".

El director de ciclismo colombiano comparó con un Ejército la rocosa composición del Ineos, en cuyas filas asoman los británicos Chris Froome y Geraint Thomas, el colombiano Bernal y este año el ecuatoriano Richard Carapaz.

"Mientras tengas mucha estructura detrás. Hay una línea muy fuerte que hay que franquear para llegar a los líderes. Y para romper ese esquema hay que romper a unos hombres que son probables top 10 de un Tour si no tuviesen que trabajar", elogió.

"La cuestión es muy desequilibrada", apostilló.

Además de Ayuso, el campeón nacional júnior que en abril fichó por el Emirates Árabes Unidos (UAE), Saldarriaga afirmó que el panorama del ciclismo español pinta bien, aunque lamentó que muchos de los jóvenes "están subordinados" en sus equipos.

Dijo confiar en que Marc Soler, de 26 años, "este año tenga la oportunidad de liderar al Movistar en una gran vuelta".

No ocultó su expectativa por Mikel Landa que, con 30 años, a su juicio, "todavía está por dar muchas cosas".

Hernán Bahos Ruiz