EFEMontevideo

Uruguay rechazó la entrada de 17 ciudadanos brasileños que pretendían ingresar al país con motivo de la disputa, este sábado, de la final de la Copa Libertadores entre el Palmeiras y el Flamengo.

Según informó el Ministerio del Interior uruguayo en su cuenta oficial de Twitter, hasta las 10.00 horas (13.00 GMT) de este viernes, "se rechazó el ingreso al país de 17 ciudadanos brasileros en el marco de la final de la Copa Libertadores".

De ellos, 16 no cumplían "con la documentación necesaria" o estaban "impedidos de entrar a Uruguay", y la otra persona rechazada figuraba en "la lista de impedidos a ingresar a espectáculos deportivos".

Según el comunicado difundido por la cartera de Interior, desde el lunes 22 hasta el mediodía de este viernes 15.013 brasileños llegaron a Uruguay, según los datos aportados por la Dirección Nacional de Migración.

De todos ellos, el grueso (5.040 personas) ingresó por el Aeropuerto Internacional de Carrasco, situado en las afueras de Montevideo, mientras que los puntos fronterizos de Chuy (sureste) y Río Branco (este) registraron a 4.265 y 3.372 personas procedentes de Brasil, respectivamente.

La seguridad se convirtió en un asunto central para las autoridades de Uruguay ante la celebración de las tres finales de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), Copa Sudamericana y Libertadores femenina y masculina, en Montevideo.

Desde hace meses las policías de Brasil y Uruguay trabajan de forma conjunta para elaborar listas de 'barras bravas' (aficionados violentos) a los que impedir siquiera viajar desde el país vecino.

El acceso al Estadio Centenario para los partidarios de cada equipo será por lugares diferentes y, según difundió la Conmebol, no habrá conexión posible entre los diversos sectores del coliseo montevideano.

Para esta final, que como la Sudamericana y la Libertadores femenina, se disputará con aforo completo por las buenas cifras sanitarias de Uruguay respecto a la covid-19, cada espectador deberá estar en posesión de su entrada oficial, documento de identidad y certificado de vacunación para el acceso al recinto.

La Conmebol otorgó, por primera vez en la historia, las tres finales continentales de clubes a una sola sede, Montevideo.

La capital uruguaya albergó el pasado sábado 20 la final de la Sudamericana, que ganó el Athletico Paranaense, y un día después la decisión por el título de la Libertadores femenina, en la que se impuso el Corinthians.