EFEPebble Beach (California, EEUU)

El golfista estadounidense Gary Woodland se mantiene líder a falta de una jornada del Abierto de Golf de Estados Unidos, que se disputa este fin de semana en el centenario recorrido de Pebble Beach, a orillas del Pacífico californiano.

Woodland ha sumado otros dos a su crédito de 9 bajo par para terminar con -11, a un golpe de ventaja del segundo, el inglés Justin Rose (-10), ganador de la edición de 2013 en Merion, Filadelfia.

A excepción del ganador del Masters de 2016, el inglés Danny Willett, que le ha arrancado cuatro golpes al campo, los greenes pequeños y ondulados de Pebble Beach se han atrincherado y han repelido el ataque de los mejores del golf mundial.

En la tercera jornada han avanzado posiciones también los estadounidenses Chez Reavie (-7) y Brooks Koepka (-7), ganador de los US Open de 2017 y 2018, el sudafricano Louis Oosthuizen (-7) y el norirlandés Rory McIlroy (-6), favorito de los europeos a la victoria junto con Rose.

Los favoritos del público estadounidense, los veteranos Tiger Woods y Phil Mickelson, han acabado al par y +4, respectivamente, un resultado con el que Woods tendrá muy difícil conquistar su décimo sexto major y Mickelson abandona la esperanza de ganar su primer Abierto de Estados Unidos.

El español Jon Rahm se ha colado entre los primeros puestos de la tabla con un resultado acumulado de -4. "Es un campo complicado. Estoy cerca, pero no consigo poner nueve hoyos seguidos. Quitando a dos jugadores, no estoy muy lejos del liderato", dijo Rahm al final de su tercera ronda.

Jon Rahm es el español mejor clasificado, por delante de Sergio García (+1), que ha superado su primer corte en un grande después de siete consecutivos fallados, Adri Arnaus (+4), que se estrenaba en un major en Pebble Beach, y Rafa Cabrera Bello (+5).

Al fin de semana del 119º Abierto de Estados Unidos han llegado también dos mexicanos por primera vez en la historia, Carlos Ortiz (+2) y Abraham Ancer (-2), que ha logrado mantenerse bajo par y entre los 20 primeros.

"Salvé muchos pares y metí muy buenos putts para birdie. Sé que si pongo una ronda muy buena mañana podré subir posiciones", dijo a Efe Ancer, al que los latinos y los mexicanos asistentes a Pebble Beach han aclamado por todo el recorrido.

El otro hispano clasificado para el fin de semana, el argentino Emiliano Grillo, ha terminado con tres golpes sobre el par de cara a una última jornada que se promete dura.

"Me imagino que mañana tendremos un campo enfurecido, que a los que estamos por detrás nos viene bien. Si empezamos dos o tres bajo el par, tendremos serias opciones al final", dijo Jon Rahm.