EFEMiami

Repartidos por "casas" para evitar contagios de la covid-19, unos 900 desarrolladores de EE.UU. y el extranjero trabajan en equipos para crear aplicaciones o productos informáticos con los que competirán por los premios de la Miami Hack Week y, de paso, ayudarán a "construir el futuro".

Este evento, que comenzó el domingo, atrae a especialistas de todas las vertientes del mundo tecnológico con ganas de hacerse con uno de los premios que se entregarán el viernes en un acto de cierre, pero quizás más importante con el objetivo de establecer conexiones o lograr financiación para empresas emergentes.

"Es realmente genial trabajar con personas de ideas afines", dijo a Efe Traci Levine, cuya vida transcurre esta semana en la Shrimp Society/Solana House, en el barrio de Brickell, una de las casas que acoge a los participantes de esta "hackaton", en la que los productos y servicios que surjan tendrán que ver con, por ejemplo, carros autónomos, las fintech, la realidad aumentada y las criptomonedas.

Levine, fundadora y directora general de la pequeña firma tecnológica makeitMVP, es una de las 25 ocupantes de esta gran vivienda de 9 habitaciones, piscina y una gran terraza que este mismo martes albergará un evento para quienes busquen orientación de cara a lograr financiación.

Los que han establecido en esta casa su centro de operaciones, y algunos también su alojamiento, están mayormente en la cocina, visten ropa deportiva o casual y su atención no se despega de computadoras portátiles en cuyas pantallas discurren diseños de NFT (Non Fungible Tokens), o páginas de código fuente (el lenguaje de programación) de un futuro software, entre otros.

"Un producto como lo que estamos haciendo ahora, en mi compañía tardaría entre 6 y 10 meses y aquí tenemos que hacerlo en una semana", explicó Levine, quien destacó el espíritu colaborativo que predomina en el evento.

En medio de este frenesí informático, propulsado además por los diferentes eventos y fiestas organizadas durante los seis días de la Miami Hack Week, en la Shrimp House también hay momentos para practicar yoga y cultivar el Mindfulness, como pudo constatar Efe.

CONSTRUIR EL FUTURO

La segunda edición de este evento, tras una primera celebrada en agosto del año pasado, persigue atraer talento y firmas tecnológicas a Miami, además de involucrar a la comunidad local en "todo este movimiento de Miami Tech", como manifestó a Efe Vanessa Calas, directora de community partnership y una de las responsables de comunicación.

"Es gente que quiere construir el futuro", aseveró Calas, en alusión a los participantes, entre los que hay incluso estudiantes de secundaria, y a los proyectos que desarrollan.

El cierre del evento previsto para el viernes en un local del barrio de La Pequeña Haití, con la posible presencia de autoridades locales, incluirá una feria donde se expondrán todos los proyectos surgidos estos días, tras lo cual un jurado elegirá a los ganadores.

Calas puso de relieve la realización del evento en momentos en que Miami vive un "boom tecnológico", disparado desde la pandemia de la covid-19 y que en el último año ha propiciado que muchas compañías tecnológicas, en especial las de criptomonedas, fijen oficinas corporativas en esta ciudad del sur de Florida, un movimiento aupado por el alcalde Francis Suárez.

"En unos 3 a 5 años veo a Miami entre los mayores centros 'tech' globales", dijo a Efe Chris Daniels, fundador de la Shrimp Society, una plataforma de emprendedores y creadores de "startups" que empezó en 2007 y tiene ahora más de 1.700 miembros, y además anfitriones de la Shrimp House en la Miami Hack Week.

EL GRAN MOMENTO DE MIAMI

"Miami estará en igualdad de condiciones que Nueva York o San Francisco", apuntó Daniels, originario de Chicago (Illinois) y desde hace una década un feliz hijo adoptivo de la llamada "Ciudad Mágica".

El experto opinó que en el futuro cercano casi no habrá diferencia entre las tres ciudades estadounidenses en términos de dinero de capital de riesgo, financiación de empresas emergentes, empleos en el sector tecnológico y empresas emergentes exitosas.

"Tenemos un gran impulso en este momento, todo va en esa dirección", aseveró sobre Miami, de la que destacó además su carácter internacional, su ubicación estratégica y su cultura diversa.

Reconoció que el reto está ahora en sumar en ese movimiento a industrias y sectores, como la hostelería, que no están muy al corriente de las nuevas tendencias tecnológicas, así como a generar "talento de cosecha propia" antes que traer profesionales de otros estados.