EFEBogotá

El XVII Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá tendrá a España como país invitado de honor y cambiará su habitual fecha única por una pretemporada en Semana Santa y dos semanas de espectáculos del 19 de junio al 5 de julio, informaron este jueves los organizadores.

"Hay una participación muy importante de obras españolas que selecciona el país invitado", dijo a Efe Lia Heenan, miembro de la junta directiva del FITB.

Heenan enfatizó que España es un país "muy bien valorado" y que para Colombia "es muy importante que España sea el país invitado, es maravilloso y fundamental".

Sin embargo, la programación de las obras españolas y del resto del Festival aún no está cerrada y la publicación del cartel se hará el 17 de febrero.

La próxima edición del festival, de carácter bienal, está marcada por la designación de un nuevo comité asesor y el cambio en el modelo de financiación después de la grave crisis financiera y de gestión que estalló en la organización en 2016 y que puso en entredicho la continuidad del certamen.

"El festival es un patrimonio que no queremos dejar morir", manifestó en una rueda de prensa la ministra de Cultura de Colombia, Carmen Vásquez, quien explicó que la nueva junta directiva presentó al Gobierno un modelo económico de tipo "acordeón", que significa que el festival programará hasta donde se lo permita su capacidad financiera.

Vásquez anunció que el Gobierno apoyará el FITB, Patrimonio Cultural de la Nación desde 2013, con una dotación inicial de 3.000 millones de pesos (unos 893.000 dólares) que pueden aumentarse a medida que se avance en la programación.

"De lo que se trata es de tener un modelo económico que no corra el riesgo de tener más deuda", afirmó la ministra, que también aplaudió el componente "mucho más multicultural y pluriétnico" de esta edición.

Con respecto a las dificultades financieras, Heenan explicó que pidieron un crédito naranja al Banco de Bogotá para subsanar las obligaciones con los acreedores que se "habían ido prorrogando en el tiempo" y así poder "empezar una nueva etapa" para asegurar que las deudas iban a quedar saneadas.

Sobre el sucesor de Ana Marta de Pizarro en la dirección artística del festival, Heenan no avanzó ningún nombre pero dijo que están barajando la posibilidad de contar con un liderazgo grupal.

Además, aseguró que la marca del festival ya no está embargada, porque se "hizo un acuerdo con el acreedor y esa marca ya está resguarda para el futuro".