EFEValledupar (Colombia)

La medalla de oro que acaba de conquistar la venezolana Joselyn Brea en los 1.500 metros planos en los Juegos Bolivarianos Valledupar encendió por completo la ilusión con el camino que inicia a los Juegos Olímpicos París 2024 después de un capítulo doloroso del que solo la curó el deporte.

"Me hacía mucha ilusión ganar esta medalla de oro para mi país. Estamos empezando con buen pie. Espero que las lesiones me respeten y poder seguir el año que viene en el ciclo olímpico y estar en París 2024", expresó a Efe Brea.

La deportista de 27 años, que se colgó la primera presea dorada del atletismo en Valledupar, subió a lo más alto del podio al culminar la prueba en 4 minutos 16 segundos 64 centésimas. Superó con un gran remate a la colombiana Muriel Coneo y la chilena Josefa Quezada para empezar a pelear con firmeza por su gran sueño.

Sus piernas no defraudaron. Y aunque la carrera fue "muy exigente" porque Muriel es "una chica muy buena", el deseo de ir por el oro la impulsó para dar un gran cierre.

"Yo sabía que iba a ser una carrera dura, pero confiaba en mi sprint. Di lo mejor de mí y pude ganar al final con mucha soltura", detalló la atleta, quien también es doble campeona mundial de duatlón.

Estar ahí, en el Centro de Alto Rendimiento la Gota Fría, con el himno venezolano sonando le removió recuerdos sin arrebatarle la sonrisa porque cree en los nuevos comienzos.

De la desazón que le produjo no ir a Tokio 2020, al dar positivo para covid-19 antes de la prueba definitiva para conseguir la marca, pasó a la ilusión de poder estar en la próxima olimpiada.

"Fue muy duro quedarme fuera de Tokio. Lloré mucho. Estuve mucho tiempo triste, pero así es el deporte. Los que tienen constancia y perseverancia son los que logran esos sueños. Me levanté, seguí y aquí estoy. Espero luchar por ese cupo", afirmó la atleta, que desde el 2014 está radicada en España.

LAS LESIONES NO LA FRENAN

Brea está tan enfocada en conseguir sus metas que ni las dolencias han cortado sus resultados. A los Bolivarianos llegó al límite. Se está recuperando de una lesión en un pie y no pudo entrenar a tope, pero su cuerpo envió buenas señales en medio de las dificultades.

"Hice muy pocos entrenamientos, pero muy buenos, de calidad. Venía con confianza por las marcas que pude hacer", comentó la venezolana.

Después de obtener la medalla de oro en los 5.000 metros en el Campeonato Iberoamericano de Atletismo en Alicante (España), sufrió una fisura en el segundo metatarsiano y estuvo tres semanas sin poder entrenar. El hueso tenía que soldar.

Su tenacidad está tan probada que el 10 de junio en Targu Mures (Rumanía) refrendó su condición de campeona mundial del duatlón: "Gané así, sin haber podido correr antes por la lesión".

EL FOCO EN PARÍS

Ahora, el plan es "aparcar un poco la bici" este año, una vez cierre temporada el 17 de julio en los Juegos de Duatlón en Alabama (Estados Unidos), y estar dedicada "cien por cien al atletismo" para poner todo el foco en París 2024 con los XII Juegos Suramericanos Asunción 2022 como su próxima estación tras brillar en los Bolivarianos.

"El año que viene estaré muy pendiente de cuáles son las carreras importantes para tener esos puntos y clasificarme al mundial y tener esa (marca) mínima olímpica para cumplir mi mayor sueño y representar a mi país", resumió Brea sobre sus planes.

Jeimmy Paola Sierra