La saga “Watch Dogs” se adentra en un futuro distópico, cada vez más real, en el que una empresa tecnológica ha ocupado el lugar del Gobierno y los ciudadanos, cercados por la videovigilancia, debe organizarse para devolver el poder al pueblo. “Watch Dogs: Legion” llega hoy a Ps4, Xbox One y Pc.

La saga de Ubisoft, que ha vendido más de 40 millones de copias con las dos anteriores entregas, se desarrolla en un Londres "postBrexit", una realidad que muchos ciudadanos creían imposible hace unos años.

La brutalidad policial y la xenofobia campa a sus anchas en la ciudad ideado por el estudio, mientras el poder lo ostenta una empresa de tecnología, Albion, que domina todas los ámbitos de la sociedad, desde los vehículos sin conductor, al reparto de comida o la criptomoneda.

¿Pueden este escenario convertirse en verdad? “Los eventos recientes nos han enseñado que nada es imposible”, señala Clint Hocking, director artístico del videojuego (también lo fue de “Splinter Cell: Chaos Theory” y “Far Cry 2”) en una nota.

“Cuando empezamos a pensar en la dirección que queríamos darle a este nuevo episodio -añade- echamos un vistazo al mundo e imaginamos un futuro cercano, aterrador pero aun así realista”.

El protagonista, que en este juego puede ser cualquiera de los personajes que se presenta, debe convencer a otros ciudadanos corrientes para que se unan a la resistencia DedSec, un grupo que comenzó siendo un puñado de hackers, pero ahora está completamente organizado.

“Watch Dogs: Legion” reconstruye los distritos más populares de Londres con una mirada distópica y futurista. La ciudad vive en continuo estado de sitio, asediada por la videovigilancia y la fuerza policial, que aplica la fuerza sin miramientos, ya sea en plena calle o en campos de concentración.

El objetivo final, según Hocking, es que los jugadores reflexionen sobre la tecnología y su relación con ella.

“Si hay una lección que ‘Watch Dogs: Legion’ puede enseñarnos -añade-, es que debemos dejar nuestras diferencias al margen y darnos cuenta de que tenemos que actuar juntos para cambiar el curso de las cosas”.

El videojuego, el último gran proyecto de la actual generación de consolas, también llegará a la próxima, Xbox Series X/S, el 10 de noviembre, y a Ps5, el 12 de noviembre (digital) y el 24 (físico).