EFEAsunción

El Gobierno paraguayo recibió este miércoles como un "alivio sanitario" el ofrecimiento de un inmueble de la Conmebol para ser transformado en hospital de campaña, si fuera necesario, para atender la emergencia sanitaria derivada de la expansión del coronavirus.

Un equipo técnico y médico del Gobierno verificó este miércoles las instalaciones del Centro de Convenciones de la Conmebol, a las fueras de Asunción, como posible albergue de pacientes en caso de una crisis sanitaria en este país, que ha reportado tres muertes y 37 infectados confirmados hasta hoy.

Ese predio, puesto a disposición de las autoridades paraguayas este martes, cuenta con un amplio solar de estacionamiento para 1.200 vehículos y cinco salones para eventos con capacidad para 3.000 personas.

La visita de inspección al Centro de Convenciones fue realizada por el ministro de Planificación, Carlos Pereira, junto con equipo médico "para hacer un relevamiento técnico y equiparlo adecuadamente en los próximos días", anunció en un comunicado la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

"Tener a disposición una infraestructura como el Centro de Convenciones representa un alivio para el Gobierno nacional", expresó el ministro paraguayo.

Por su parte, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, destacó que el ofrecimiento del local a las autoridades de su país "busca contribuir a la lucha contra la pandemia que está acechando al mundo y que precisa la unión de todos para hacerle frente".

"Somos una institución comprometida con el bienestar social y uno de los valores que enseñamos a través del fútbol es la solidaridad porque creemos que todos juntos podemos contribuir con algo y salir adelante", expresó Domínguez.

El comunicado subraya que el titular de la Conmebol considera que en este momento "lo primordial es la salud de la gente" y que en el local en esta situación de emergencia supone "una ayuda inmediata".

Las autoridades paraguayas afrontan la lucha contra el coronavirus con un aislamiento social y paralización progresiva casi total de las actividades, salvo abastecimiento y provisión de fármacos e insumos médicos.

Este martes el Gobierno endureció las restricciones y ordenó el cierre total de las fronteras, puertos (fluviales) y aeropuertos" hasta el 28 de marzo, aunque se permitirá la entrada de mercadería y productos esenciales.