EFEMadrid

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ensaya sensores portátiles capaces de evaluar la evolución de enfermedades degenerativas a partir de la forma de caminar.

Se trata, según ha informado hoy el CSIC en una nota de prensa, de dispositivos inteligentes y portátiles que se acoplan al calzado para registrar parámetros como el modo de caminar, las irregularidades de la marcha y la actividad física y a partir de ellos detectar la evolución de enfermedades degenerativas.

El trabajo se enmarca en el proyecto europeo "NextPerception", que utilizará la monitorización inteligente para mejorar la atención médica a través de la detección precoz y la prevención, y para garantizar la seguridad de peatones, ciclistas y usuarios de vehículos autónomos.

El proyecto agrupa a 43 socios de siete países y cuenta con una financiación de 30 millones de euros hasta 2023, ha informado el CSIC.

El investigador del CSIC Antonio Jiménez lidera un equipo del Centro de Automática y Robótica, un centro mixto del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid (CAR-CSIC-UPM), que probará los nuevos sensores.

"Trabajamos en dos ensayos de tecnología de vigilancia de la fragilidad y la vitalidad de las personas", ha explicado Antonio Jiménez, y ha precisado que los ensayos analizarán la calidad de movimiento de las personas atendiendo aspectos como la forma de caminar, las irregularidades de la marcha o la actividad física que realizan.

Los sensores estudiarán además parámetros como la longitud del paso, su cadencia el balanceo de las personas que los llevan.

"Todos estos parámetros son muy importantes a la hora de diagnosticar enfermedades degenerativas, así como en la monitorización tras el inicio de programas de rehabilitación y fomento de la actividad física para lograr una recuperación del paciente", ha señalado el investigador.