EFEMiami

"De casa a casa", una exposición multimedia cuyo título alude al hogar y a la Cámara (house) de Representantes, explora el cambio en el papel de la mujer desde que hace cien años se aprobó el voto femenino en EE.UU, a través de líderes como la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg.

El Museo de Arte Frost de Miami inaugura este sábado esta exposición que por ahora sólo se puede ver a través de internet, pero pronto se podrá visitar con cita previa y que va a permanecer abierta hasta el 3 de enero de 2021.

Desde un delantal de cocina o una casa de muñecas como símbolos de un mundo en que las mujeres eran sobre todo amas de casa hasta la imagen del cartel de "RBG (Ruth Bader Ginsburg)", el documental de 2018 dedicado a quien es descrita como "una heroína, un icono y una disidente", tienen cabida en "House to House: Women, Politics, and Place (De casa a casa: mujeres, política y lugar).

"Esta exposición nos da la oportunidad de investigar el pasado y de mantener un diálogo con el presente", dice a Efe Miriam Machado, directora educativa del Museo de Arte Frost.

¿PARA CUÁNDO LA CASA BLANCA?

"De casa a casa" también habla de oportunidades como la de tener una mujer presidente en EE.UU., algo que se acarició en 2016 con la candidatura de la demócrata Hillary Clinton, pero que no se presenta en las elecciones del próximo 3 de noviembre, en las que los dos candidatos principales, Donald Trump y Joe Biden, son hombres.

Kamala Harris, candidata a la Vicepresidencia con el demócrata Biden, puede ser quien haga historia esta vez.

En la exposición una obra de Hank Willis Thomas muestra el camino hacia la cúspide del poder desde el arte.

El artista conceptual muestra un Monte Rushmore diferente en el que una cabeza de mujer tallada en la piedra granítica de la montaña aparece entre las de los presidentes George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Andrew Jackson.

Esa obra induce a pensar en cuándo habrá una mujer en la Casa Blanca. Una pregunta para la que nadie tiene por ahora la respuesta.

Viendo los hitos en el camino desde que en 1920 se aprobó el voto femenino enumerados cronológicamente en un panel en una de las salas del museo, lo que queda claro es que ese día llegará.

EL EJEMPLO DE RBG y MUCHAS OTRAS

Machado subraya que la exposición habla de los "muchos retos que las mujeres han tenido que enfrentar" y que aún tienen por delante y del ejemplo que han dado figuras como Ruth Bader Ginsburg, la única mujer cuyos restos mortales han sido velados en el Capitolio en toda la historia de los Estados Unidos.

"Fue un ejemplo de mujer fuerte (...) Nos deja un legado de cómo podemos seguir adelante luchando por las cosas que aún no se han podido lograr", subrayó la directiva del museo sobre la segunda mujer que llegó a ser jueza del más alto tribunal de EE.UU.

La primera, Sandra Day O'Connor, también está entre las mujeres ilustres de la exposición.

La exposición destaca cómo fue cambiando el papel de la mujer a medida que su espacio dejó de ser el doméstico y abarcó el laboral y profesional y también el político.

The House of Representatives, la cámara baja del Congreso, es la otra "casa" a la que se refiere el título de la exposición. Actualmente hay 100 mujeres representantes y algunas de estas y sus predecesoras aparecen en la exposición, que reúne fotografías, videos, obras de arte, publicidad y objetos.

Es el caso de Ileana Ros-Lehtinen, la primera hispana y la primera cubano-estadounidense elegida representante, en 1989, y de Alexandria Ocasio-Cortez, que asumió su puesto en 2018 y es la persona más joven en llegar a la cámara.

Ella y otras congresistas vistieron de blanco para honrar a las sufragistas, las luchadoras por el voto femenino, cuando Trump ofreció el discurso del Estado de la Unión en 2019.

También se rinde homenaje a Ida B. Wells y otras mujeres afroamericanas que apoyaron el movimiento por el voto femenino.

En una fotografía de la exposición puede verse a 18 afroamericanas que fueron elegidas jueces en el condado Harris, en Texas, en 2018.

Artistas como la escultora Wendy Red Star, que pertenece a la tribu Crow, y la cubano-estadounidense Aurora Molina, que utiliza materiales muy diversos, como los bordados, para unas obras de fuerte contenido social y político aportan su mirada sobre el empoderamiento femenino.

Ana Mengotti