EFENueva York

La multinacional de servicios financieros y tarjetas de crédito American Express obtuvo un beneficio de 8.060 millones de dólares en 2021, un 157 % más respecto al ejercicio anterior, cuando sus beneficios sumaron 3.135 millones.

La facturación anual de la empresa con sede en Nueva York ascendió a 42.380 millones, lo que supone un 17 % más en comparación con 2020, de acuerdo con un comunicado en que se detallan sus cuentas financieras.

"En el cuarto trimestre y en todo el año obtuvimos unos sólidos resultados que superaron nuestras expectativas gracias a los esfuerzos de nuestros dedicados y talentosos colegas", dijo el principal ejecutivo de la firma, Stephen Squeri, citado en la nota.

En el cuarto trimestre, el más seguido por los analistas de Wall Street, las ganancias sumaron un 20 %, hasta 1.719 millones, y los ingresos experimentaron un aumento del 30 %, hasta los 12.145 millones.

American Express señaló que esto había sido posible gracias, entre otras cosas, a que el gasto de tarjeta de los clientes alcanzó "niveles récord", a que aumentaron las adquisiciones de tarjetas y a que crecieron sus saldos de préstamos.

"Estamos elevando nuestro listón de generar ingresos sostenibles y un crecimiento de las ganancias a largo plazo con un nuevo plan de crecimiento que nos permitirá continuar invirtiendo a niveles altos en nuestros clientes, marca y talento. Nuestro desempeño hasta la fecha y las lecciones aprendidas han fortalecido nuestra convicción en esta estrategia", agregó Squeri.

En este sentido, Amex adelantó que en 2022 espera que los ingresos aumenten entre un 18 y un 20 % y que los beneficios por acción sean de entre 9,25 y 9,65 dólares.

Por áreas de negocio, en el cuarto trimestre la mayor ganancia fue para los servicios globales al consumidor (1.301 millones, un 11 % menos), seguida por la de servicios a comercios (706 millones, un 6 % más) y la de servicios comerciales (508 millones, un 84 % más).

Los analistas dieron la bienvenida a los resultados trimestrales, a pesar de la caída generalizada de los principales índices bursátiles, y las acciones de American Express surgían con fuerza. Una hora después de la apertura se revalorizaban un 7,66 %.