EFEBuenos Aires

Argentina registró el año pasado un déficit fiscal primario de 95.121,6 millones de pesos (1.509,8 millones de dólares), lo que equivale al 0,44 % del Producto Interior Bruto (PIB), informaron este miércoles fuentes oficiales.

De acuerdo a datos difundidos por el Ministerio de Economía, el resultado fiscal financiero, que incluye el pago de compromisos de deuda, fue deficitario en 819.406,9 millones de pesos (13.006,4 millones de dólares), lo que, medido en términos del PIB, representaría un déficit de 3,76 puntos porcentuales.

Estos resultados incluyen el cómputo de ingresos extraordinarios logrados el año pasado por la Administración pública.

Según observó el Ministerio de Economía en un comunicado, "en efecto, en el año 2019 se percibieron ingresos extraordinarios, destacándose el traspaso de la Lotería Nacional a la órbita de la ciudad de Buenos Aires", con 4.813,6 millones de pesos (76,4 millones de dólares) registrados como ingresos corrientes.

Además se percibieron recursos, entre otros, por ventas de activos fijos por parte de empresas públicas por 44.595,5 millones de pesos (707,8 millones de dólares) registrados como recursos de capital.

Si no se computan los ingresos extraordinarios, el sector público nacional registró en 2019 un déficit primario de 208.766,7 millones de pesos (3.313,7 millones de dólares), equivalente al 0,96 % del PIB.

En tanto, el déficit financiero sin ingresos extraordinarios se situó el año pasado en 933.052 millones de pesos (14.810,3 millones de dólares), equivalente al 4,28 % del PIB.

Según el nuevo Gobierno de Alberto Fernández, quien asumió la Presidencia el pasado 10 de diciembre, la profundización del déficit financiero en 2019 se debe a que se pagaron 724.285,3 millones de pesos (11.496,5 millones de dólares) en concepto de intereses de la deuda, aumentando en un 86,2 % de manera interanual.

El nuevo Ejecutivo impulsó y logró la aprobación de una ley de emergencia económica que incluye la creación y el aumento de impuestos, lo que, según consultores privados, tendrá un impacto positivo para reducir el déficit e incluso lograr este año el equilibrio fiscal primario.