EFEBuenos Aires

Argentina logró una mayor adhesión de sus acreedores a la propuesta para reestructurar unos 41.715 millones de dólares de bonos en dólares bajo ley local, una vez culminó el periodo definitivo para acordar con los bonistas, informó este viernes el Ministerio de Economía en un comunicado.

El finalizar el llamado "período de adhesión tardía", el pasado 15 de septiembre, el país, que lleva en recesión desde 2018, logró recibir el visto bueno de tenedores de bonos que permitieron alcanzar un 99,41% del monto total de capital a reestructurar.

Hace justo dos semanas se informó que se había conseguido una adhesión del 98,8 %, aunque quedaba esperar al plazo final de cierre para conocer los resultados difundidos hoy.

"Los tenedores que aceptaron la invitación de la República recibirán nuevos bonos a ser emitidos que se liquidarán el 21 de septiembre respetando las condiciones de la Invitación", señala el texto difundido.

Este acuerdo para reestructurar bonos bajo ley local, cuya propuesta fue lanzada por el Gobierno de Alberto Fernández el 18 de agosto, llega precedido del alcanzado también para canjear bonos bajo ley extranjera por unos 66.000 millones de dólares, que se logró tras poco más de cuatro meses de intensas negociaciones con los acreedores.

Una vez encaminado concluidos ambos procesos, el país debe acordar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cómo refinanciar la deuda por unos 44.000 millones de dólares que debe pagar al organismo entre 2021 y 2024 y que el Gobierno de Alberto Fernández ya anticipó que no podrá afrontar.

Por el momento, y mientras el Gobierno afronta los efectos que la pandemia del coronavirus está dejando en la maltrecha economía, con un agravamiento en las cifras de actividad económica, de consumo y de los niveles de pobreza, la calificadora de riesgo S&P resolvió la pasada semana retirar a Argentina de la calificación de cese de pagos parcial, tras la concreción de los canjes.

La agencia elevó a "CCC+" (alto riesgo), desde "SD" (cese de pagos selectivo), la nota soberana de Argentina en moneda local y extranjera de largo plazo y la colocó en "perspectiva estable", y , dijo que la calificación podría subir si el país logra una "exitosa negociación" de un nuevo programa con el FMI.