EFEBuenos Aires

El directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció este lunes un conjunto de medidas que endurecen el acceso a divisas para importaciones del sector privado, en un contexto de escasez de reservas por el alza de los precios internacionales de la energía, informaron fuentes oficiales.

El BCRA emitió una resolución, la A7532, que establece un nuevo sistema de pagos de importaciones durante los próximos tres meses, para así "dar tiempo a la normalización del comercio exterior", según explicó la autoridad monetaria en un comunicado.

El nuevo esquema extiende el sistema de financiación de importaciones (esto es, aquellas no inmediatas) a las realizadas bajo "licencia no automática", así como a la importación de servicios, en aquellas empresas con mayor volumen de compras desde el exterior.

Las pequeñas y medianas empresas, por su parte, tendrán acceso inmediato a divisas siempre y cuando el incremento de sus importaciones con respecto al año pasado no supere el 15 %, desde un máximo de un millón de dólares.

El BCRA también ordenó, entre otras medidas, "ampliar las posiciones arancelarias" de bienes equivalentes a los producidos en Argentina, que tendrán acceso al mercado con financiación a 180 días, y la de bienes suntuarios, como aviones o coches de lujo, que podrán acceder a partir de los 360 días.

Este nuevo sistema, detalló el BCRA, pretende "responder a las necesidades extraordinarias de divisas para atender la importación de energía", en aras de "sostener el crecimiento económico y el desarrollo de las pymes evitando maniobras especulativas sobre las importaciones".

En declaraciones radiales, el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, explicó que estas medidas buscan definir una "priorización del uso de las divisas".

"Esto, más que control de importaciones, es decir a quién le doy acceso directo a divisas. Las circunstancias van evolucionando. Hace seis meses, no teníamos 4.000 millones de dólares de importaciones de energía. Esto está ocurriendo ahora y, por lo tanto, las medidas se toman ahora", aseveró Guzmán en diálogo con Radio con Vos.

"FESTIVAL DE IMPORTACIONES"

Este paquete de medidas se anunció en medio de fuertes tensiones en el seno del oficialismo, dividido por el rumbo económico del Ejecutivo tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar deudas por más de 40.000 millones de dólares.

La vicepresidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, que lidera la facción más crítica del Gobierno, aseveró hace una semana que se estaba produciendo un "festival de importaciones" en Argentina, lo que explicaría la escasez actual de divisas.

"No es que no haya dólares, o que nos falten dólares o que la economía argentina no produzca dólares. La economía argentina produce dólares que se evaden bajo muchísimas formas. Hay festival de importaciones y esto tiene que ser articulado, lo cual no estaría sucediendo", afirmó la también exmandataria (2007-2015) en un discurso en Avellaneda.

Según datos oficiales, las importaciones de Argentina ascendieron a 7.870 millones de dólares en mayo de este año, un avance del 53,1 % en comparación al mismo mes del año anterior.

Los mayores incrementos fueron en combustibles y lubricantes (1.601 millones de dólares, un 226,7 % más que en mayo del 2021) y en bienes de capital como ordenadores, teléfonos móviles y equipos de transporte industriales (1.043 millones, un 40 % más).

El país suramericano acumuló en los cinco primeros meses del año importaciones por valor de 32.772 millones de dólares, una subida interanual del 44,2 %. EFE

jacb/rgm/cfa