EFEBuenos Aires

El Gobierno argentino busca sellar un acuerdo de refinanciación de deudas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) "en el marco del crecimiento económico" que pretende consolidar el país suramericano, señalaron este jueves fuentes oficiales.

"Tenemos que crecer. Cualquier acuerdo tiene que ser en el marco del crecimiento de la Argentina y esa es la postura de todo el Gobierno", manifestó la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en una rueda de prensa.

Un equipo técnico del Ministerio de Economía y del Banco Central argentino viajará el próximo sábado a Washington para reunirse con el staff del FMI, con el objetivo de avanzar en los detalles técnicos de un posible acuerdo.

Respecto a este viaje, Cerruti afirmó que se trata de reuniones "que se siguen manteniendo en el marco de una negociación".

"Estas reuniones se mantuvieron en Roma y se siguen manteniendo para llegar y seguir trabajando en la búsqueda de un acuerdo que todos esperamos que suceda próximamente", apuntó la vocera.

Argentina negocia desde el año pasado con el FMI refinanciar deudas por alrededor de 43.300 millones de dólares derivadas de un acuerdo de auxilio financiero firmado en 2018 entre el organismo y el entonces Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

De acuerdo a lo pactado en 2018, Argentina debería pagar al FMI, entre capital e intereses, 19.020 millones de dólares el próximo año, 19.270 millones en 2023 y 4.856 millones en 2024, compromisos que el presidente Alberto Fernández asegura que Argentina, con serios desequilibrios macroeconómicos, no está en condiciones de afrontar, y por tanto hay que renegociar.

Entre los compromisos para 2021, Argentina ya saldó un pago de intereses en agosto, por 334 millones de dólares; uno de capital en septiembre último, por 1.880 millones de dólares y otro vencimiento de intereses por 390 millones en noviembre.

En cuanto al "programa económico plurianual", anunciado por el Ejecutivo para enviar al Congreso la primera semana de diciembre, Cerruti se limitó a señalar que el ministro de Economía, Martín Guzmán, está "en conversaciones con todos los sectores" para "terminar de delinearlo".

Según detalló el presidente Fernández tras su derrota en las elecciones legislativas de noviembre, ese programa plurianual contendrá "los mejores entendimientos" que su Gobierno haya alcanzado con el FMI.

PRESUPUESTO SIN AJUSTE

Por otra parte, la portavoz presidencial subrayó que el presupuesto del próximo año se hará sobre las bases de la "justicia social" y la "equidad", por lo que no incluirá ajustes.

"Es un presupuesto de crecimiento, que refleja los índices que creemos que Argentina está teniendo. Este gobierno no es un Gobierno que va a hacer ajuste, es un Gobierno que lleva adelante una política de crecimiento con inclusión y eso se verá reflejado también en el presupuesto", aseveró Cerruti, quien también negó que se vaya a producir una devaluación del peso argentino próximamente.

"No existe por el momento la idea de ningún tipo de devaluación y no consideramos que la brecha entre los diferentes tipos de dólares sea mayor, es más, creemos que es menor de lo que existió en otros momentos del año", zanjó la funcionaria.