EFEParís

Argentina sumó este miércoles el apoyo de Francia a la renegociación de la deuda que mantiene el país con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París y recibió el deseo del presidente francés, Emmanuel Macron, de que llegue a un acuerdo "cuanto antes".

El encuentro del mandatario argentino, Alberto Fernández, con su homólogo galo se produjo en el marco de la gira internacional iniciada el lunes en Portugal, que ha pasado también por España y que este jueves prosigue en Italia y el Vaticano con el objetivo de recabar apoyo en esa discusión.

"Deseamos que Argentina llegue cuanto antes a un acuerdo con el FMI sobre un programa que permita restablecer la estabilidad macroeconómica del país. Sé de vuestros esfuerzos, presidente. Francia está a vuestro lado", le dijo Macron antes de iniciar una comida bilateral de trabajo.

La deuda de Argentina con el Fondo Monetario Internacional asciende a 45.000 millones de dólares y la del Club de París ronda los 2.000 millones. El país, sumido en una recesión agravada por la pandemia, pide respaldo para que estos revisen su política de sobrecargo de tasas de interés.

Macron, que recibió al matrimonio Fernández acompañado por su esposa, Brigitte, confió también en que la discusión con el Club de París sea "constructiva", "conforme a los principios" de esa instancia informal que reúne a los principales acreedores públicos.

El mandatario argentino agradeció públicamente el apoyo: "En todo este tiempo, tanto en la negociación con los acreedores privados como en las tareas de negociación que llevamos adelante con el Club de París y con el Fondo Monetario, siempre Francia nos ha acompañado", dijo.

SINTONÍA BILATERAL

El caluroso recibimiento en el patio del Elíseo, con un abrazo entre ambos, dejó clara la sintonía bilateral.

"Voy a ser muy franco, muy honesto y muy sincero. En verdad encontré en el presidente Macron un buen amigo con quien comparto miradas comunes y con quien siento que tenemos mucho trabajo por delante por hacer", sostuvo el dirigente argentino.

Macron no se pronunció sobre el acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur, cuya ratificación veta París si no se modifica para dar garantías sobre la protección de la Amazonía, el respeto de las normas agroalimentarias y fitosanitarias europeas y la lucha contra el cambio climático.

Pero sí dijeron compartir posturas en materia medioambiental o sobre igualdad de género, tema sobre el que Macron invitó a Fernández a participar en la cumbre que se celebrará en Francia del 30 de junio al 2 de julio, a la que este último aceptó la invitación.

Su repaso conjunto a la actualidad nacional e internacional, como la gestión de la pandemia y la producción de vacunas, incluyó la situación en Venezuela.

"Saludo vuestra acción determinada y a la vez constructiva y pacificadora respecto a Venezuela. Estamos comprometidos con la estabilidad de toda la región y con la búsqueda de un camino democrático y de paz en ese país que nos es querido a uno y otro", le dijo Macron.

AGENDA ECONÓMICA

Para Fernández, esta fue su segunda visita oficial a Francia, tras la efectuada en febrero de 2020. Antes del almuerzo de trabajo con Macron, se reunió en la embajada argentina con un grupo de directivos de grandes empresas francesas con operaciones en su país, como Total, Danone, Dassault, Louis-Dreyfus o el banco Lazard.

En la discusión, en la que participó el ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, se abordaron las posibilidades de inversiones, las negociaciones con el FMI y el Club de París, facilidades para exportar o la evolución de los indicadores económicos argentinos.

"Hubo un intercambio constructivo y muy positivo. Los empresarios recibieron cálidamente al presidente. Valoramos el intercambio como positivo y optimista", señalaron a EFE fuentes diplomáticas argentinas.

Marta Garde