EFESantiago de Chile

ATLAS Renewable Energy inauguró hoy la planta solar fotovoltaica Quilapilún, la primera a gran escala desarrollada en la región Metropolitana de Santiago, con una capacidad de 110 megavatios, "lo que marca un hito en el desarrollo de las energías renovables en Chile", según la compañía.

El parque, que se ubica en la zona de Quilapilún Alto, en la comuna de Colina, a unos 40 kilómetros al norte de Santiago, es una iniciativa con la que la empresa busca completar un plan de crecimiento por 525 millones de dólares en Latinoamérica.

Esta planta fotovoltaica se integra al Sistema Interconectado Central (SIC) chileno, para inyectarle energía y reforzar el suministro eléctrico en la capital, de 6,2 millones de habitantes.

El proyecto energético realizado por ATLAS Renewable Energy es el primero de este rubro instalado en las cercanías de Santiago, que producirá energía suficiente para abastecer a cerca de 110 mil hogares al año.

La planta está compuesta por más de 350 mil paneles fotovoltaicos distribuidos en una superficie total de 288 hectáreas.

Se espera que genere 243 gigavatios de electricidad al año, energía limpia que permitiría evitar la emisión anual de más de 100.000 toneladas de dióxido de carbono, que equivalen a retirar 22.000 automóviles de las calles de Santiago.

Según el gerente general de ATLAS en Chile, Alfredo Solar, "la planta Quilapilún es un ejemplo de cómo las energías renovables se han consolidado y cuentan con el respaldo del sistema para robustecer la matriz energética del país".

"Nuestro compromiso es con el desarrollo de proyectos de energía limpia que se construyen en equilibrio con el entorno y de la mano de las comunidades, para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero y avanzar hacia un desarrollo sostenible", añadió Solar.

ATLAS Renewable Energy nace como plataforma de la inglesa ACTIS, fondo de inversiones que constituyó la compañía a través de la compra de varios proyectos ERNC en distintos países de Latinoamérica.

La empresa tiene por objetivo la generación y venta de energía renovable, y la perspectiva de entrar en varios países de la región.

A nivel regional, ATLAS pretende llegar 1,5 gigavatios de activos, invirtiendo para ello más de 525 millones de dólares.