EFEMiami

Los comisionados del Condado de Broward (Florida, EE.UU.) anunciarán este miércoles si autorizan a dos cruceros de la compañía Holland America Line, uno de ellos con enfermos de COVID-19 a bordo, atracar en Port Everglades para que sus ocupantes puedan desembarcar bajo determinadas condiciones.

Los comisionados acordaron este martes posponer la decisión hasta mañana al cabo de una larga teleconferencia, en la que un representante del grupo Carnival, al que pertenece Holland America Line, expuso el plan elaborado para que la operación reúna todas las condiciones de seguridad requeridas.

LA ÚLTIMA ESPERANZA

En Florida reside "la última esperanza" para las personas a bordo del Zandaam y el Rotterdam, según el vicealmirante y jefe marítimo de Carnival Corporation, William Burke, quien reveló que dos de los enfermos requieren evacuación urgente y dio una nueva cifra de casos confirmados de COVID-19 a bordo del primero: 14.

Hoy mismo, el presidente de Holland America Line, Orlando Ashford, había informado de 8 casos confirmados de COVID-19 entre los casi 200 pasajeros y tripulantes que han presentado problemas respiratorios durante el largo viaje del Zandaam, iniciado el 7 de marzo pasado en Buenos Aires.

Cuatro pasajeros de edad avanzada murieron a bordo del crucero por causas no precisadas, según se informó el pasado 22 de marzo.

Los pasajeros asintomáticos del Zandaam fueron trasladados al Rotterdam en una operación humanitaria en aguas panameñas el fin de semana pasado y entre los dos barcos hay más de 2.500 personas.

Burke desgranó parte del plan a los comisionados y explicó que si permite a estos dos navíos atracar, los pasajeros extranjeros serán enviados de retorno a sus países de origen, una vez que se haya confirmado que no presentan síntomas.

"Pese a que queremos sacarlos lo antes posible del sur de Florida tenemos que trabajar con los requerimientos de las naciones de destino para poder aceptar a la gente dentro de sus respectivos hogares", dijo.

EL PLAN

En caso de presentar algunos de los síntomas más leves del coronavirus, los pasajeros serán tratados a bordo del barco, mientras que los más graves tendrán que ser evacuados a centros sanitarios del condado.

Los pasajeros asintomáticos o recuperados serían transportados en un autobús a alguno de los aeropuertos más cercanos, desde dónde 300 británicos e irlandeses, unos 250 canadienses y otros tantos ciudadanos europeos serían enviados a sus respectivos países.

La veintena de pasajeros australianos serían enviados en avión hasta la costa oeste de Estados Unidos, desde donde tomarían un vuelo para retornar a su país.

A los floridanos del sur del estado la línea de cruceros planea transportarlos mediante vehículos a sus respectivos hogares, después de haber sido controlada su temperatura a la salida de las embarcaciones.

Por el momento no se ha establecido un plan de acción definitivo en lo que respecta a la población del resto de Florida, ni a los ciudadanos de otros estados del país.

LA GUARDIA COSTERA ACLARA DUDAS

Por su parte, la capitana de la Guardia Costera Jo-Ann Burdian, que participó en la comparecencia y resolvió muchas de las dudas de los comisionados, aseguró que la compañía debe presentar una estrategia completa "antes de permitirles la entrada en aguas estadounidenses" a los dos cruceros.

Las dos embarcaciones se encuentran navegando por aguas internacionales del Caribe tras haber cruzado el Canal de Panamá.

"Estamos permitiendo a esta compañía identificar primero las soluciones que puede haber frente a estos desafíos identificados y darles la oportunidad para superarlos. De formar que podamos como una fuerza unificada asegurar que es un plan completamente seguro y que elimine el riesgo para esta comunidad y al mismo tiempo superar este desafío humanitario", indicó Burdian durante su comparecencia.

El alcalde del condado, Dale Holness, advirtió que la comunidad "se enfrenta a una situación sin precedentes" y que supone "un desafío para hacer lo correcto en relación con todos los involucrados".

"Es un desafío para nosotros asegurar la seguridad de la población, y lo que se ha demostrado hoy es que no nos tomamos este problema a la ligera", dijo.

LAS CONDICIONES

Entre las numerosas condiciones establecidas para permitir el atraque están el cumplir plenamente con las normas aduaneras y fronterizas de EE.UU. y de las de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), poner a disposición toda la información sobre los problemas de salud de las personas a bordo y encargarse del traslado de los enfermos y de su hospitalización.

Si el plan de Holland America Line es aprobado, los cruceros podrían llegar a Port Everglades en la tarde del 1 de abril o la mañana del 2, según un comunicado del Mando Unificado de ese puerto.

Las autoridades de Port Everglades indicaron que "proteger la salud y el bienestar de los casi dos millones de habitantes de Broward es "una alta prioridad" para ellos y para la Junta del condado.

A día de hoy, según fuentes del Departamento de Salud del estado en Florida, se han registrado 6.338 casos de coronavirus, 77 de ellos letales. Del total, 1.137 casos corresponden a Broward, donde se han producido 13 muertes a causa de la enfermedad.