EFEPekín

El fabricante de automóviles alemán llamará a revisión a 360.001 vehículos en China debido a defectos en sus airbags, informó hoy la Administración Estatal para la Regulación del Mercado del país asiático.

El problema en los airbags podría suponer que, en caso de abrirse, lanzasen metralla hacia los pasajeros, por lo que la firma los sustituirá sin coste alguno para los propietarios de los vehículos.

Los airbags fueron manufacturados por la japonesa Takata, que cerró en 2017 debido a la crisis corporativa derivada de las llamadas masivas a revisión por los problemas con estos dispositivos de seguridad.

Esta tanda de reparaciones comenzará el próximo 30 de agosto y abarca a 272.880 vehículos fabricados entre 2014 y 2017 por BMW en su empresa conjunta china (BMW Brilliance Automotive) y a otros 87.121 modelos importados entre los años 2000 y 2018.