EFENueva York

El gigante aeronáutico Boeing va a comenzar a ofrecer entre su plantilla jubilaciones anticipadas y salidas incentivadas ante el impacto que la crisis del coronavirus está teniendo en el sector, según un mensaje a los empleados al que tuvieron acceso varios medios estadounidenses.

En él, el consejero delegado de la empresa, Dave Calhoun, advirtió que "ya hay una cosa que está clara: va a llevar tiempo a la industria aeroespacial recuperarse de esta crisis".

"Cuando el mundo emerja de la pandemia, el tamaño del mercado comercial y el tipo de productos y servicios que nuestros clientes querrán y necesitarán serán probablemente distintos", apuntó.

"Es importante que empecemos a adaptarnos a nuestra nueva realidad ahora", añadió Calhoun, que subrayó que Boeing tendrá que equilibrar el suministro y la demanda durante los próximos años de recuperación.

La empresa estadounidense ya había anunciado la pasada semana la paralización de la actividad en sus fábricas del área de Seattle (estado de Washington, EE.UU.) durante dos semanas como consecuencia de la pandemia.

El sector de la aviación está siendo uno de los que más está sufriendo las consecuencias económicas del coronavirus, con el tráfico aéreo prácticamente paralizado en varias regiones del mundo.

En paralelo a la crisis por el COVID-19, Boeing ya llevaba meses en dificultades a raíz de los escándalos vinculados a su modelo de aeronave 737 Max, que sufrió dos accidentes en Etiopía e Indonesia, con 346 víctimas mortales, y que lleva meses vetado de los cielos.

Hasta ahora, la empresa -que es el mayor exportador estadounidense y uno de los mayores empleadores del país en el ámbito industrial- no ha efectuado despidos en su amplia plantilla, que cuenta con unos 161.000 trabajadores.

Calhoun, en su mensaje, indicó que las prejubilaciones y las salidas incentivadas buscan "reducir la necesidad" de otras medidas de ajuste de la plantilla.