EFEToronto (Canadá)

El fabricante canadiense Bombardier tuvo unos beneficios netos de 192 millones de dólares en el tercer trimestre de 2020, frente a los 91 millones de dólares que perdió en el mismo periodo de 2019 a pesar de un descenso de los ingresos.

Bombardier señaló que sus ingresos durante el periodo cayeron un 5,2 %, para sumar 3.525 millones de dólares, disminución que la compañía achacó a los problemas causados por la pandemia de la covid-19 y liquidaciones.

La empresa, que produce material ferroviario y aeronáutico pero que ha vendido la mayoría de sus operaciones para dedicarse en exclusiva al sector de reactores de negocios, tuvo un resultado bruto de explotación de 176 millones de dólares, un 30,9 % menos que en 2019.

Poco después de que Bombardier publicase sus resultados financieros se supo que las autoridades británicas han iniciado una investigación en la compañía canadiense por sobornos y corrupción relacionados con la venta de aviones regiones CRJ a la aerolínea tailandesa Garuda.

La revelación de que Bombardier está siendo investigada en el Reino Unido provocó una inmediata caída de las acciones de la compañía.

El presidente y consejero delegado de Bombardier, Éric Martel, indicó en un comunicado que "aunque la pandemia sigue presentando problemas sin precedentes, Bombardier sigue concentrada en avanzar sus prioridades clave".

Entre ellas están "asegurar la suficiente liquidez para capear la tormenta y continuar con nuestro recolocación estratégica como una compañía concentrada en aviones de negocios", indicó Martel.

Bombardier señaló que a finales del tercer trimestre contaba con 1.870 millones de dólares en liquidez.

En los últimos meses, el elevado endeudamiento de la compañía obligó al equipo directivo de Bombardier a vender su línea de reactores regionales CRJ a Mitsubishi, la unidad de producción de aviones de pasajeros a Airbus y la unidad de producción de material ferroviario a Alstom.

Estas ventas permitirán a Bombardier eliminar su deuda y concentrarse en la producción de reactores de negocios, un sector que la empresa canadiense considera que crecerá de forma considerable en el futuro.

Bombardier indicó que los 3.525 millones de dólares de ingresos "reflejan la recuperación gradual de las operaciones en (las unidades) Aviación y Transporte de los trastornos relacionadas con la covid-19 en la primera mitad de 2020".

En los nueve primeros meses de 2020, los ingresos de Bombardier se sitúan en 9.918 millones de dólares, una reducción del 14,1 % mientras que el resultado bruto de explotación es de 28 millones de dólares, una caída del 96,6 %.