EFEBrasilia

Brasil, el mayor productor y exportador mundial de café, recogerá este año una cosecha de entre 43,8 millones y 49,5 millones de sacas (de 60 kilos cada una) del grano, con una reducción de entre el 30,5 % y el 21,4 % frente a 2020, según una proyección oficial divulgada este jueves.

"El ciclo bianual negativo y problemas climáticos indican esa reducción de la producción de café nacional", apuntaron las primeras proyecciones para este año presentadas por los técnicos de la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), órgano vinculado al Ministerio de Agricultura.

El estado de Minas Gerais (sureste), líder nacional en producción con casi el 50 % del total, deberá tener una cosecha de entre 19,8 millones y 22,1 millones de sacas, con una disminución de hasta el 42,8 % en la comparación con 2020.

El pronóstico para 2021 contrasta con la producción de 2020, cuando el gigante suramericano recogió 63,08 millones de sacas del grano, un volumen superior en un 27,9 % al de 2019 y la mayor cosecha en la historia del país.

Según el Consejo de los Exportadores de Café de Brasil (Cecafé), el país exportó el año pasado 44,5 millones de sacas, un volumen 9,4 % superior al de 2019 y una cifra récord, pese a la pandemia por el nuevo coronavirus.

Para este año, de acuerdo con el informe de la Conab, Brasil recogerá entre 29,7 millones y 32,9 millones de sacas de café arábigo, variedad que representa un 66 % (dos terceras partes) del total y que debe tener una reducción de entre el 32,4 % y 39,1 % de su producción.

El área de producción prevista para la actual cosecha es de 1,76 millones de hectáreas, con una reducción del 6,8 % frente a la de 2020.

De acuerdo con la Conab, "al contrario del área en producción que es la menor de los últimos 20 años, el área en formación es la mayor de ese período, reflejo de la grave sequía que destruyó cafetales e indujo a los productores para aprovechar el año de 'bienalidad' negativa y destinar una mayor área para tratar los cafetales".

Para la entidad, además, "la valorización de los precios en este momento auxilia a los productores de café que, en los últimos tres años, enfrentaron la comercialización de sus cosechas con precios menos atractivos".

El mercado cerró 2020 con un precio promedio de 604,9 reales (unos 114,2 dólares) por saco de la variedad arábiga, que representa un aumento del 22,6 % en todo el año, y de 379,6 reales (unos 71,6 dólares) por saco para el grano de tipo robusta, que tuvo incremento del 31,67 % en el mismo período.