EFESao Paulo

BRF, relevante compañía de alimentos del mundo, y la filial brasileña de la eléctrica estadounidense AES crearon una empresa conjunta para la instalación de un parque eólico en el noreste de Brasil, confirmó este martes la mayor productora y exportadora de carne de pollo del mundo.

El parque eólico será construido en Cajuína, en el estado de Río Grande do Norte, con una inversión total de 825 millones de reales (unos 158,6 millones de dólares), de los cuales 80 millones de reales (unos 15 millones de dólares) serán aportados directamente por BRF, de acuerdo con un comunicado de la empresa de alimentos.

La instalación tendrá una capacidad instalada de 160 megavatios y una generación media de 80 megavatios al año, los cuales serán comercializados a través de un contrato de compra y venta de energía de 15 años.

El inicio de las operaciones del parque está previsto para 2021, aunque BRF aclaró que la formación de la filial conjunta está sujeta a la aprobación de las autoridades competentes.

BRF, que también es un importante exportador mundial de carne porcina, recalcó que la iniciativa se enmarca dentro del compromiso de conseguir la neutralidad de carbono hasta 2040, dando prioridad a fuentes de energía limpias como la eólica y solar.

"Estimamos que a lo largo de 15 años tendremos ganancias de alrededor de 735 millones de reales (unos 141 millones de dólares) en reducción de costes", señaló el primer ejecutivo de la compañía, Lorival Luz, citado en un comunicado.

La asociación entre ambas empresas, según BRF, permitirá atender un tercio de sus necesidades energéticas en Brasil, además de mitigar riesgos de escasez de abastecimiento, ofrecer costes de producción más competitivos y contribuir a la reducción de las emisiones de los gases de efecto invernadero.