EFENueva York

El grupo de equipos industriales Caterpillar anunció este lunes que cerró el año pasado con un beneficio neto de 6.147 millones de dólares, frente a los 754 millones que obtuvo en el ejercicio de 2017.

La compañía, uno de los integrantes del Dow Jones de Industriales, informó de que el año pasado su ganancia por acción fue de 10,26 dólares, frente a la suma de 1,26 dólares registrados en 2017.

Los ingresos anuales del año pasado alcanzaron los 54.722 millones de dólares, frente a los 45.462 millones que tuvo en 2017, según informó la compañía desde su sede, en la localidad de Deerfield, en el estado estadounidense de Illinois.

En el cuarto trimestre del año pasado, el período que más seguía este lunes Wall Street, Caterpillar tuvo unas ganancias de 1.048 millones de dólares, frente al resultado negativo de 1.299 millones de dólares del mismo período de 2017.

El resultado trimestral por acción fue de 1,78 dólares, frente a la pérdida neta de 2,18 dólares en el último trimestre de 2017, un periodo que se vio afectado por provisiones fiscales por la reforma tributaria.

Los analistas de Wall Street, que siempre miran las expectativas de ganancias y no tanto si los resultados fueron buenos en el pasado, esperaban que las ganancias aumentasen en 2019 entre 11,75 y 12,75 dólares por acción -apostaban por mínimos de 12,73 por acción-, por lo que no fueron bien recibidas las estimaciones de Caterpillar, si bien los ingresos de la compañía en el último cuatrimestre sí que superaron las expectativas.

"Nuestra perspectiva asume un modesto aumento de ventas basado en los fundamentos de nuestros diversos mercados finales, así como en el entorno macroeconómico y geopolítico", dijo en un comunicado el presidente y CEO de Caterpillar, Jim Umpleby.

Según añadió, Caterpillar continuará concentrándose "en la excelencia operativa, incluida la disciplina de costos, al tiempo que invertiremos en ofertas y servicios ampliados para impulsar el crecimiento rentable a largo plazo".

Unos minutos después de la apertura de la sesión, las acciones del grupo retrocedían cerca de un 9 %, después de que sus expectativas de negocio para este año no hayan convencido a los analistas.