EFENueva York

El banco Citigroup presentó este jueves un beneficio neto para el primer trimestre de 2021 de 7.900 millones de dólares, más del triple de las ganancias obtenidas hace un año, al tiempo que anunció cambios en sus operaciones en Asia y Europa.

Los ingresos de el conglomerado bancario se redujeron un 7 % hasta los 19.327 millones de dólares, lo que, no obstante, está por encima de lo que esperaban los analistas.

Los ingresos por las operaciones en Norteamérica se redujeron entre enero y marzo en un 8% hasta los 9.326 millones de dólares, mientras que en Asia retrocedieron un 7 % hasta los 4.074 millones; en Europa y Oriente Medio mejoraron un 7 % hasta los 3.723 millones, y en Latinoamérica cayeron un 18 % hasta los 2.144 millones.

La mejora del beneficio ha venido de la mano de la buena marcha del segmento para clientes institucionales y por la liberación de 1.800 millones de reservas para préstamos.

El negocio de préstamos de la entidad se redujo un 8 % en el primer trimestre hasta los 666.000 millones de dólares en créditos, mientras que los depósitos, que han aumentado durante la pandemia, subieron un 10 % hasta los 1,3 billones de dólares.

Según indicó la consejera delegada de Citigroup, Jane Fraser, "ha sido un comienzo de año mejor de lo esperado y somos optimistas sobre el entorno macro al que nos enfrentamos".

Fraser reconoció que la marcha de su importante segmento de banca minorista no ha sido positiva, pero consideró que sus clientes están dando señales de emerger de la crisis ocasionada por la pandemia con una recuperación histórica.

El banco anunció que enfocará su presencia en Londres, Emiratos Árabes Unidos y en los sus sedes asiáticas en Singapur y Hong Kong, mientras que recudirá sus sucursales en 13 zonas, principalmente Australia, Baréin, China, India, Indonesia, Corea del Sur, Malasia, Filipinas, Polonia, Rusia, Taiwan, Tailandiay Vietnam.

Según Fraser, con esta nueva estrategia van a enfocarse en banca de inversión y gestión de activos y las operaciones de banca minoristas se operarán desde los más importante centros de gestión de grandes fortunas.