EFEMadrid

Colombia promociona en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) una novedosa oferta con enfoque regional, con paquetes turísticos divididos en seis "mega regiones" que ofrecen al visitante la oportunidad de conocer la historia y narrativa de cada una de ellas, su riqueza natural, cultural, tradiciones y gastronomía entre otras cualidades.

Esas "mega regiones" son El Caribe, el área del Pacífico, la Cordillera Occidental, la Oriental, el Macizo colombiano, la Orinoquía y la Amazonía.

La nueva estrategia la explicó este miércoles a EFE la ministra de Turismo colombiana, María Ximena Lombana, quien se encuentra en la capital española para participar en la 42 edición de Fitur, que este año ha apostado por la presencialidad tras dos años comprometida por la pandemia del coronavirus.

"Traemos la oferta de las regiones con una narrativa para visitar cada una de ellas, una concepción hecha desde la perspectiva de la política pública del turismo sostenible que solo once países del mundo tienen", señaló Lombana.

Una sostenibilidad "que no solamente se expresa desde el punto de vista del medio ambiente, sino de cada una de las comunidades en cada una de estas regiones."

"Teníamos que aprender a contarlo", agregó la ministra, quién remarcó que al margen de la nueva propuesta Colombia sigue manteniendo su tradicional oferta en turismo cultural y de naturaleza.

TURISMO EN RECUPERACIÓN

La nueva estrategia turística forma parte de un proceso de recuperación del sector en el que el país sigue inmerso, y en el que fue crucial, según Lombana, "la concertación y el diálogo permanente con el Gobierno".

"Primero para definir los beneficios y exenciones tributarias que se necesitaban durante la pandemia y en la ley de turismo, que se aprobó en 2020, se establecieron los beneficios e incentivos tributarios para la recuperación del sector. La mayoría de estas medidas se extienden hasta diciembre del 2022. Era un paquete de incentivos para toda la recuperación", explicó la ministra.

Fue esencial también, dijo, el plan de vacunación, que ha sido "fundamental", acompañado de un certificado de bioseguridad al que se acogieron más de mil operadores turísticos en el país: "Eso permitió una reactivación del turismo doméstico, que ha sido el regenerador, y con una gran demanda por el turismo de naturaleza".

Colombia cerró diciembre de 2021 con 1.400.000 extranjeros no residentes. La cifra récord del país fue en 2019, cuando recibió cuatro millones de visitantes extranjeros no residentes. "Y para este año esperamos tener 2.400.000", señaló Lombana.

"Colombia tomó la decisión de abrir al turismo por el avance del plan de vacunación y creemos que esto es lo que ha permitido esta reactivación", apuntó.

Para ingresar al país como turista ahora mismo no se exige nada, salvo a los cruceros, que se les pide prueba PCR, aunque esta excepcionalidad dejará de estar vigente a partir de febrero.

OMICRON, DE MOMENTO, SIN PELIGRO

La llegada de la nueva variante ómicron no representa, de momento, una amenaza para el sector turístico, que sigue manteniendo las reservas intactas.

"En este momento con la nueva variante los contagios han aumentado, sin embargo no se están afectando las ocupaciones de las UCIS. Sí aumentó el nivel de mortalidad. Estábamos en un promedio de 30 muertes diarias y hace tres días llegamos a las 100. Pero esperamos que sean dos semanas críticas después de la temporada de vacaciones y que cederá", explicó la ministra.

Al cierre de 2021 las reservas turísticas estaban en un 52%, dos puntos por encima que en el 2019 y hubo "récord de ocupación hotelera durante la temporada de diciembre".

"Enero y febrero sigue siendo la temporada alta para Cartagena y el Caribe, pero tenemos que seguir observando cómo evoluciona esta variante", concluyó Lombana.

Alida Juliani