EFEMiami

Los congresistas republicanos Marco Rubio, Rick Scott y María Elvira Salazar presentaron este martes un proyecto de ley que busca la reactivación de la industria de cruceros en puertos de Estados Unidos a más tardar en julio próximo tras una parálisis de más de un año debido a la pandemia.

La llamada Ley de Reanudación Cuidadosa bajo Mejoras de Seguridad (CRUISE, en inglés) revocaría la "Orden de no navegar" actual de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

"El cierre de la industria de cruceros está mal y está matando puestos de trabajo en Florida y en todo Estados Unidos", se lamentó el senador Scott en su cuenta de Twitter al anunciar el proyecto de ley.

La iniciativa requeriría que los CDC proporcionen una guía de mitigación de la covid-19 para que las líneas de cruceros reanuden sus viajes de manera segura.

La semana pasada el gobernador de Florida, Ron DeSantis, demandó judicialmente al Gobierno federal para exigirle que permita de inmediato la reanudación de los cruceros.

La demanda fue contra los CDC y el Gobierno del demócrata Joe Biden busca reactivar esta industria que se siente castigada y en desventaja frente a otras actividades turísticas.

El proyecto CRUISE requiere que los CDC emitan recomendaciones sobre cómo mitigar los riesgos de la pandemia para los pasajeros y la tripulación a bordo de los cruceros.

Establece un grupo de trabajo interinstitucional que desarrollará recomendaciones para facilitar la reanudación de las operaciones de cruceros a más tardar el próximo 4 de julio.

"Si bien muchos sectores de la economía han estado operando de manera segura durante meses bajo las pautas de los CDC, los floridanos y aquellos en todo el país que dependen de la industria de cruceros para trabajar, continúan esperando una guía actualizada de los CDC", reiteró hoy Scott en un comunicado.

La iniciativa fue presentada por los senadores Scott y Rubio, de Florida, y será impulsada en la CámarabBaja por la congresista Salazar, que también representa un distrito del sur de este estado. De igual forma, la patrocina el senador Dan Sullivan, de Alaska.

"Dando la bienvenida a más de 5 millones de pasajeros y 9.000 millones de dólares directamente a nuestra economía cada año, Miami es la capital mundial de los cruceros y es hora de comenzar a navegar nuevamente", expresó Salazar.

Por su parte el senador Sullivan dijo que a diferencia de las aerolíneas, el ferrocarril y otros modos de transporte, y todos los demás sectores de la industria de la hospitalidad, "a las líneas de cruceros se les ha negado una dirección clara de los CDC sobre cómo reanudar las operaciones".

Los CDC interrumpieron la navegación en puertos del país a partir del 14 de marzo de 2020 y han prolongado la suspensión hasta el 1 de noviembre próximo.

A principios de abril, los CDC actualizaron las medidas que rigen por la pandemia para los cruceros desde puertos de EE.UU., pero mantuvieron la recomendación a la población de no embarcarse por placer.

La reanudación está condicionada al cumplimiento de varias medidas sanitarias, que incluyen la vacunación.